Fecha del informe

Contacto con el mundo exterior

Los reclusos tienen derecho a recibir visitas

no

A los detenidos políticos y a los detenidos en prisiones de tipo "F" se les puede retirar el derecho de visita.

Las personas autorizadas a visitar un recluso son

  • miembros de la familia
  • familiares

El número máximo de visitantes varía de un establecimiento a otro. La dirección de la prisión de Sakarya redujo de diez a cinco el número de visitantes, en 2017. En la prisión de Kocaeli Kandira, puede haber ocho personas durante una sola visita, incluidos los niños.
Los presos políticos que reciben visitas de sus familiares deben someterse a la presencia de un funcionario de prisiones.
Las autoridades penitenciarias privan a los reclusos de visitas como medida de castigo. En algunas ocasiones, la administración de la prisión de Usak anula las visitas vis a vis sin prevenir a los reclusos o a sus visitantes. Las visitas se cancelan durante el Ramadán. A veces hay una mesa entre el recluso y sus familiares, lo que impide el contacto físico entre ellos.

Las visitas se realizan sin cristal de separación

no

Existen dos tipos de visita:

  • visitas regulares sin dispositivo de separación: Los reclusos de Nazilli tienen derecho a recibir una visita semanal de 45 minutos. En la prisión de Duzce, estas visitas duran 30 minutos, y 20 minutos en la prisión de Silivri. En el establecimiento de máxima seguridad de Edirne, las visitas pueden durar hasta una hora. Los reclusos de la prisión de Kocaeli Kandira tienen derecho a una visita mensual de 40 minutos.1
  • visitas en locutorio con dispositivo de separación ─ un cristal separa a los visitantes de los reclusos ─ El locutorio con dispositivo de separación es, según la ley, una medida disciplinaria. Los reclusos comunican con sus seres queridos a través de un teléfono. Estas visitas se hacen una vez a la semana. En la prisión de Usak, se han instalado barrotes detrás del cristal de separación, lo que impide a los reclusos ver claramente el rostro de sus visitantes. En la prisión de Salihli, las visitas con dispositivo de separación tienen lugar tres veces al mes. Mientras en la prisión de Osmaniye, tienen una frecuencia bimestral.

Los reclusos pueden recibir la visita de sus hijos o de otros menores allegados

Se autorizan las visitas conyugales

Las personas LGBTI no tienen acceso a estas visitas.

Condiciones requeridas para recibir visitas conyugales

matrimonio

Se autorizan las visitas conyugales a los reclusos casados que presentan buen comportamiento.

Los familiares no están autorizados a llevar libros. Los reclusos solo pueden acceder a los libros que están disponibles en la biblioteca del establecimiento.

El estado de excepción declarado tras la tentativa de golpe de Estado ha endurecido las políticas de mantenimiento de los vínculos familiares. Las visitas sin dispositivo de separación ahora solo se autorizan una vez cada dos meses en algunas prisiones.

Las autoridades penitenciarias privan a los reclusos de visitas como medida de castigo. En algunas ocasiones, la administración de la prisión de Usak anula las visitas vis a vis sin prevenir a los reclusos o a sus visitantes. Las visitas se cancelan durante el Ramadán. A veces hay una mesa entre el recluso y sus familiares, lo que impide el contacto físico entre ellos.

  • Decenas de mujeres que visitaban a sus esposos fueron detenidas en enero de 2017. Algunas de ellas con sus hijos.|^visite]


Se autoriza el envío y la recepción de corre

sì, en condiciones

Las reglas relativas a la correspondencia, la comunicación telefónica y su frecuencia difieren de una prisión a otra. En la prisión de Kocaeli Kandira, los reclusos tienen derecho a enviar o recibir cuantas cartas deseen. En las prisiones de Tekirdag y Silivri, se prohíbe la correspondencia. En la prisión de Kirklareli, no se transmiten las cartas o fax a los internos durante sus primeros meses de reclusión. Después, pueden enviar y recibir correo tres veces por semana.
Por lo general, no se envía correo en idiomas extranjeros. Los agentes autorizados para procesar el correo no están en condiciones de controlarlo.

Se controla el contenido de la correspondencia enviada y recibida

Una comisión se encarga de leer todo el correo ─entrante y saliente─ antes de enviarlo a sus destinatarios.

Las cartas escritas en un idioma extranjero tardan más en enviarse; algunas de ellas nunca llegan a sus destinatarios.

Se permiten las llamadas telefónicas

En la prisión de Kocaeli Kandira y Tekirdag, los reclusos pueden llamar a sus familiares dos veces al mes durante diez minutos. Cada recluso puede telefonear a un máximo de tres personas previamente autorizadas por la dirección del establecimiento.
En Silivri, solo se pueden hacer dos llamadas mensuales de ocho minutos cada una y solo se pueden marcar números nacionales. No hay excepciones, ni siquiera en casos de emergencia.

  • La directora de Amnistía Internacional de Turquía, recluida en la prisión de Silivri, no puede realizar llamadas telefónicas ni enviar o recibir correspondencia.|^courrier] Únicamente puede recibir los mensajes que le envía su abogado.


Los reclusos están autorizados a telefonear a

cualquier persona

Los destinatarios de las llamadas de los reclusos deben contar con la previa autorización de la dirección del establecimiento. Los familiares o abogados deben presentar una factura de teléfono, y el proceso de validación puede durar entre una y dos semanas. Los números de teléfono en el extranjero deben ser validados por los consulados o las embajadas, lo que puede tardar entre seis meses y un año.

El precio de las llamadas se ajusta al precio del mercado

El costo de las llamadas corre por cuenta de los reclusos.

Se interceptan las llamadas telefónicas

Desde que se decretó el estado de excepción, ciertos establecimientos escuchan y graban las conversaciones entre los reclusos y sus abogados.

Se autoriza el uso de teléfonos móviles

no