Fecha del informe

Salud

Ministerio responsable

Ministerio de Salud

Cada establecimiento cuenta con una enfermería o unidad de salud

A veces es imposible acudir a la enfermería en caso de emergencia. Además, los diagnósticos suelen ser desacertados a causa de las consultas expeditivas.

  • Medicina General
  • Medicina especializada (instituciones de tipo "R" para personas con patologías graves)
  • Las hospitalizaciones están permitidas, pero siguen siendo complejas en la práctica.

Las personas hospitalizadas deben ser alojadas en habitaciones equipadas especialmente. Por lo general, instaladas en el sótano o cerca de las cámaras mortuorias. Algunos hospitales no equipan las habitaciones para recibir a los reclusos.

En 2016, el personal médico ─insuficiente con respecto a la creciente población carcelaria─ estaba conformado por1:

  • 47 trabajadores sanitarios (así como 207 trabajadores contractuales)
  • 675 psicólogos
  • 10 médicos
  • 3 dentistas
  • 3 nutricionistas

  1. Según las últimas cifras que publicó la administración penitenciaria en su informe de actividades de 2016

  • Según el informe del Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, a finales de 2016, en la prisión de Diyarbakır, solo había un médico general y un dentista para más de 1000 reclusos.

El acceso a la atención sanitaria es gratuito

b Se realiza un examen médico al ingreso en prisión

Un médico examina a los nuevos reclusos a su ingreso a la prisión pero no se realiza ninguna visita de control.

El acceso a la enfermería se hace a través de

-

En promedio, el personal sanitario está presente una o dos medias jornadas por semana, y los reclusos pueden consultarlos una vez por semana. Salvo en caso de extrema urgencia, los reclusos deben esperar entre una a dos semanas para obtener una cita.

Se garantiza la confidencialidad de los exámenes médicos

no

Los médicos piden que los militares estén presentes durante las consultas. Los exámenes médicos se realizan en el lugar de detención y no en el hospital.Las visitas médicas se hacen en el establecimiento y no en un hospital. En un informe publicado en noviembre de 2017, la IDH indicó que, en ocasiones, los agentes de policía están presentes durante los exámenes, lo que interfiere en el diagnóstico del personal médico.1


  1. IHD, “Represión antiterrorista en Turquía: desmesura e ilegalidad ”, noviembre 2017, p.33. (en francés) 

La sobrepoblación incrementa el riesgo de transmisión de enfermedades y es muy difícil hacer un seguimiento de su evolución.

Los medicamentos son gratuitos, pero para obtenerlos, a menudo, los reclusos deben esperar largos periodos.

La policía es la autoridad responsable en caso de hospitalización, y es la que decide, junto con el fiscal, sobre el acceso a las visitas de los familiares. Ciertas familias no reciben la autorización para visitar a los reclusos hospitalizados, incluso en un estado crítico.
Platform for Peace& Justice denunció las dificultades que afrontan los reclusos de la prisión de Kirklareli para acceder a los tratamientos médicos. Muchos reclusos no son trasladados al hospital aunque sea el mismo médico quien lo solicite. En ocasiones, pasan hasta dos meses antes de ser trasladados.

Las condiciones de reclusión generan múltiples problemas de salud. Las bajas temperaturas favorecen los casos de gripe. Sea cual sea su estado de salud, los reclusos enfermos deben asistir al control de presencia.
Los reclusos presentan a menudo problemas circulatorios a causa de la falta de ejercicio físico. El cáncer, la tuberculosis y las afecciones cardíacas son enfermedades muy comunes entre la población carcelaria. Las personas con VIH/SIDA rara vez se diagnostican y se tratan correctamente.

La ley prevé la sustitución de la pena por razones médicas