Año
Contribuidor(es)Comité Húngaro de Helsinki

Integridad física

La administración penitenciaria confirmó 5 suicidios de internos en el año 2015, uno de ellos había sido sentenciado a cadena perpetua. Se registraron 6 suicidios en el 2014.

Sesenta y un prisioneros fallecieron por enfermedades cardiovasculares o cáncer en el año 2014. La administración penitenciaria confirma e informa sobre el deceso de los reclusos pero no revela sus nombres.

Número de muertes

67

i
31/12/2014

Tasa de suicidios en reclusión

0

i
31/12/2014

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) emitió una sentencia piloto en el 2015 debido a la elevada sobrepoblación carcelaria en Hungría. El TEDH declaró en el caso Varga y otros c. Hungría que el grado de hacinamiento era inhumano y degradante, y constituía una violación al artículo 3 del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales (CEDH). Para acatar este fallo, Hungría debe favorecer las penas no privativas de libertad y reducir el uso de la prisión preventiva.    

En el 2014, se presentaron 440 demandas penales contra el personal penitenciario, de las cuales 27 resultaron en condenas. Hay poca información sobre la naturaleza de estas demandas y se desconoce cuántas de ellas se entablaron por malos tratos.   

Los reclusos condenados a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional pueden recibir un indulto presidencial si han purgado más de 40 años de su pena. El TEDH declara que la cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional constituye un trato inhumano y degradante, una violación al artículo 3 del CEDH. En el 2014, en el caso László Magyar c. Hungria, el TEDH exigió al Estado húngaro que planteara una reforma de las condenas a cadena perpetua.

No se han reportado casos de detenciones arbitrarias o secretas.