Año

Resumen

Tasa de encarcelamiento (por 100 000 habitantes)

179

i
05/2018
/ ICPR

La administración penitenciaria cuenta con un sistema informático de registro

no

El Sistema Nacional de Información Judicial (NJIS), lanzado en 2015, incluye un proyecto de creación de un sistema de registro biométrico para los reclusos, con el fin de evitar que permanezcan en prisión después de haber purgado su condena1.


  1. Philippines drug war turns jail into a haven” en Reuters 9 de noviembre de 2016 (en inglés). 

Número de reclusos

188.278

i
31/05/2018
/ ICPR

Tasa de ocupación

463,6 %

i
31/05/2018
/ ICPR

La sobrepoblación se concentra en algunas categorías de establecimientos

Las cárceles del país son las más sobrepobladas de Asia.
Algunas cárceles regionales, departamentales y municipales presentan un hacinamiento extremo. La Oficina de Administración de Prisiones y Penología (BJMP) publica algunas estadísticas.
Las cifras oficiales de septiembre de 2015 sobre las cárceles más sobrepobladas son verdaderamente alarmantes. La tasa de ocupación varía ampliamente según el establecimiento; algunos superan el 2000%, mientras que el promedio es de 389%. La prisión Malolos tiene una celda de 27 m² diseñada para seis personas, en la que se alberga a 137, lo que representa una tasa de ocupación del 2285%. La cárcel municipal de San Pedro alberga a 340 personas en 15 plazas, es decir, el 2216% de ocupación.

La prisión de New Bilibid es la más poblada; allí se aloja a 23 000 internos en 500 hectáreas1.
La lucha contra el tráfico de drogas ha incrementado la población carcelaria. Dos tercios de los reclusos de la prisión de Quezón han sido procesados por delitos relacionados con las drogas. En noviembre de 2016, esta prisión albergaba a 3400 reclusos en 800 plazas. La administración de la prisión se rehúsa a recibir nuevos prisioneros2. El director de la prisión de Cebú expresa la misma negativa.


  1. Sistema D en las prisiones sobrepobladas de Filipinas“ (Système D dans les prisons surpeuplées des Philippines) en Le Temps, 6 de mayo de 2016 (en francés).

  2. “Philippines drug war turns jail into a haven” en Reuters, 9 de noviembre de 2016 (en inglés). 

Un organismo de control ha emitido alguna decisión relativa a la sobrepoblación carcelaria

El 29 de septiembre de 2016, el Comité de los Derechos Sociales, Económicos y Culturales de la ONU denunció la situación. Un experto informó que la población carcelaria se ha duplicado, puesto que no se recurre a medidas alternativas para delitos no violentos, incluido el uso de drogas.
El Subcomité de la ONU para la Prevención de la Tortura visitó, del 25 al 3 junio de 2015, los centros de privación de libertad. El Gobierno de Filipinas rechazó la publicación del informe de la visita de 23 de febrero de 2016. El Subcomité instó al país a tomar medidas urgentes para luchar contra la sobrepoblación de las cárceles.

Nombre del ministerio responsable de la administración penitenciaria

-

  • El Ministerio del Interior y Administración Local es a cargo de los establecimientos albergando las personas en prisión preventiva (cárceless regionales, departamentales y municipales) y las que han sido condenadas a penas inferiores a tres años.
  • El Ministerio de Justicia es a cargo de los establecimientos albergando las personas han sido condenadas a penas superiores a tres años (las prisiones nacionales y las granjas penales).
  • El Consejo de Justicia y de la protección social de los menores (Juvenile and Justice Welfare Council) está bajo la responsabilidad del Ministerio del Bienestar Social y Desarrollo.

Existen principalmente tres tipos de establecimientos penitenciarios: los establecimientos para penas cortas, las prisiones nacionales y las granjas penales.

  • Los establecimientos para penas cortas comprenden las cárceless regionales, departamentales y municipales (district, city and municipal jails). Estos albergan a las personas en prisión preventiva y las que han sido condenadas a penas inferiores a tres años, y son administrados por la Oficina de Administración de Prisiones y Penología (BJMP), que se encuentra bajo la responsabilidad del Ministerio del Interior y Administración Local.
  • Hay dos tipos de establecimiento penitenciarios: las prisiones nacionales y las granjas penales. Las granjas penales, administradas por la Oficina de Administración de Prisiones y Penología, se encuentran por lo general en islas, en las que los reclusos pueden vivir en espacios abiertos de varias centenas de hectáreas. Allí se recibe a personas condenadas a penas superiores a tres años. Las granjas penales son establecimientos abiertos.

Número total de establecimientos

933

i
2017
/ ICPR

La granja penal más grande es la de Iwahig, que comprende 26 000 hectáreas. En 2014, un total de 3186 personas se encontraban allí detenidas. En un principio, este establecimiento se construyó para aislar, a los delincuentes más peligrosos a 600 km de Manila, en la isla de Palawan 1.
La mayoría de las prisiones no sobrepasan los 100m2. Otros establecimientos son más imponentes, como la prisión de Cebú, conocida por las coreografías de sus reclusos, o la prisión de Quezón, al norte de Manila.


  1. Iwahig, la prisión sin rejas en El País, 19 de julio de 2015. 

Las granjas penales están ubicadas en islas. Su insularidad permite a los detenidos moverse libremente dentro de la institución sin riesgo de fuga. El resto de las cárceles se encuentran en todo el archipiélago filipino.
Algunas prisiones se encuentran dentro de edificios vetustos y precarios. La prisión de Kidapawan, por ejemplo, es una antigua escuela deteriorada ubicada en una zona forestal alejada1; otras son pequeños pueblos construidos en islas, como el centro de detención y de rehabilitación, en Negros oriental, Dumaguete o el penal para mujeres de Davao.


  1. Fuga de película en una cárcel de Filipinas en Clarín, 4 de enero de 2017. 

Las personas también permanecen detenidas en las celdas de las comisarías de la Policía Nacional de Filipinas. La Comisión de Derechos Humanos realizó, entre octubre de 2014 a febrero de 2015,varias visitas a las comisarías de la capital. La detención de las personas que se encuentran en estos lugares —durante la custodia policial o las investigaciones preliminares— suele prolongarse debido a la lentitud y a la congestión de la justicia. El periodo legal autorizado, de máximo 36 horas, puede durar días e incluso meses, lo que ocasiona graves problemas de logística. Además, las instalaciones son viejas y se encuentran a menudo en mal estado.

Aún siguen existiendo lugares de detención secreta, a los que se conduce a las personas sospechosas de terrorismo, en particular en el contexto de conflicto armado entre el Gobierno y los grupos comunistas o islamistas. Los reclusos, a veces menores, son sometidos a actos de tortura (ver Violencia y abuso). El Comité de las Naciones Unidas contra la Tortura exigió el cierre de estos lugares en abril de 2016.

Número de guardias penitenciarios (ETP)

-

El personal penitenciario es totalmente insuficiente1.


  1. “Système D dans les prisons surpeuplées des Philippines” en Le Temps, 6 de mayo de 2016 (en francés) 

Algunos establecimientos optan por compartir la gestión de la vida cotidiana con las pandillas, delegándoles tareas como la vigilancia de los otros reclusos. En la prisión de New Bilibid, hay doce pandillas regionales, cuyos miembros actúan como intermediarios entre la administración y los internos. Este modo de funcionamiento refuerza la violencia e incita a los reclusos a formar parte de estas pandillas: el 95 % pertenece a una pandilla.1.


  1. “Système D dans les prisons surpeuplées des Philippines” en Le Temps, 6 de mayo de 2016 (en francés)