Año

Condiciones materiales

Las celdas son individuales

no

El hecho de pertenecer a una pandilla puede ayudar a los reclusos a obtener un pequeño espacio designado. Una ínfima minoría de internos se atribuye celdas exclusivas para transformarlas en espacios de lujo.

Los reclusos duermen en

  • una cama
  • una hamaca
  • el suelo

Los dormitorios de la prisión de Quezón albergan hasta a 800 reclusos; el hacinamiento es tan elevado que no es posible cerrar las celdas durante la noche. Muchos internos no tienen asignada una celda, por lo que se ven obligados a acostarse en cualquier espacio que encuentren disponible: los pasillos, las escaleras, la cancha de baloncesto. Algunos de ellos tienen que dormir durante el día para aprovechar las camas o las hamacas disponibles 1.
En el establecimiento de New Bilibid, los reclusos construyeron una planta intermedia para no tener que dormir en el suelo, pero, hoy en día, está prohibido ingresar materiales de construcción a las prisiones2.

La Comisión señaló, en diciembre de 2015, la disparidad de las celdas de las estaciones de policía y reiteró la necesidad de respetar las normas internacionales en términos de cubicación de aire, superficie, ventilación, luz, instalaciones sanitarias, camas y suministro de ropa.

2:“Sistema D en las prisiones sobrepobladas de Filipinas” (Système D dans les prisons surpeuplées des Philippines) en Le Temps, 6 de mayo de 2016 (en francés).


  1. Philippines drug war turns jail into a haven en Reuters, 9 de noviembre de 2016 (en inglés). 

Todos los reclusos disponen de ropa de cama

no

Las celdas tienen poca luz y ventilación y son insalubres debido a la falta de agua potable.

Los reclusos tienen acceso a un suministro de agua

Las duchas se ubican en las celdas/dormitorios colectivos

Las duchas solamente ocultan la parte inferior del cuerpo.

Las instalaciones de saneamiento están limpias, son adecuadas y fácilmente accesibles

no

Las instalaciones sanitarias son inexistentes o se encuentran en malas condiciones; algunas celdas no tienen baño, por lo que la privacidad no existe.

Los reclusos tienen acceso gratuito al agua potable en todas las zonas que frecuentan

no

Algunos gobiernos locales suministran agua potable en las prisiones, pero la mayoría se tiene que contentar con el agua contaminada del grifo.
La Comisión de Derechos Humanos informó, en abril de 2014, sobre la ausencia de agua potable en las celdas. Unas cuantas familias pueden desplazarse para llevar comida y agua a sus familiares. Sin embargo, los que no cuentan con ayuda externa tienen que tomar agua de los sanitarios.

Costo diario de las comidas por recluso

-

La Comisión de Derechos Humanos publicó, en diciembre de 2015, un comunicado sobre el derecho a una alimentación adecuada de las personas privadas de libertad por la Policía Nacional de Filipinas. Conformemente a la ley, el periodo de detención preventiva no debe sobrepasar un máximo de 36 horas. La policía no dispone del presupuesto necesario para suplir las necesidades de los detenidos, sobre todo en lo que respecta a la alimentación.

La administración debe cumplir criterios relativos a la calidad y a la cantidad de los alimentos suministrados

-

La Comisión de Derechos Humanos publicó, en diciembre de 2015, un comunicado sobre el derecho a una alimentación adecuada de las personas privadas de libertad por la Policía Nacional de Filipinas. Conformemente a la ley, el periodo de detención preventiva no debe sobrepasar un máximo de 36 horas. La policía no dispone del presupuesto necesario para suplir las necesidades de los detenidos, sobre todo en lo que respecta a la alimentación.

Las personas detenidas en las comisarías permanecen allí por varios días e, incluso, meses. Excepcionalmente se llevan a cabo misiones de solidaridad. En la comisaría de Caloocan del Norte, los agentes de policía incluyen a las personas detenidas dentro del presupuesto de gastos alimentarios del personal. En otro puesto de policía, se creó un fondo común, en el que las personas detenidas y sus allegados aportan dinero, que luego se divide para alimentar a todas las personas privadas de libertad.

Los reclusos están autorizados a recibir paquetes de comida

Unas cuantas familias pueden desplazarse para llevar comida y agua a sus familiares.

Una parte de los alimentos consumidos se produce en los establecimientos

en algunos establecimientos

En las granjas penales.