Año2017

Vida cotidiana

Esta información proviene del folleto “Enfermés au mépris du droit” (Encarcelados al margen del Derecho), proporcionado por la Plataforma de las ONG francesas por Palestina.

“La comida es de mala calidad y la cantidad, insuficiente, solo cubre la mitad de las necesidades de los reclusos. La otra mitad debe ser proporcionada por la familia o comprada a un elevado precio en el economato”.

Esta información proviene del folleto “Enfermés au mépris du droit” (Encarcelados al margen del Derecho), proporcionado por la Plataforma de las ONG francesas por Palestina.

“Las prisiones están sobrepobladas, sucias e infestadas de insectos. Los baños a menudo consisten en un agujero en el suelo o un balde en la celda, lo que provoca infecciones y enfermedades contagiosas. Los reclusos, que duermen sobre un delgado colchón en el suelo, sufren de frío en invierno y calor en verano, en particular cuando los “edificios” son containers metálicos o carpas. Las personas son obligadas a llevar durante meses la ropa con la cual fueron arrestadas, incluso si está cubierta de sangre luego de un arresto violento. El jabón es estrictamente racionado y los productos de higiene son muy escasos, incluidos para las mujeres reclusas.

Las familias no están autorizadas a proveer ropa, frazadas o productos de higiene para remediar esta situación.“

Esta información proviene del folleto “Enfermés au mépris du droit” (Encarcelados al margen del Derecho), proporcionado por la Plataforma de las ONG francesas por Palestina.

“Estas condiciones de reclusión especialmente difíciles provocan la aparición de una multitud de enfermedades que afectan al 25% de los reclusos que, sin embargo, llegan en su mayoría jóvenes y en buena salud. En la mayor parte de los casos, a los reclusos enfermos solo les prescriben analgésicos y les niegan su derecho a recibir verdaderos tratamientos. Las enfermedades, jamás tratadas, a menudo se convierten en enfermedades crónicas muy graves, mentales o físicas. El acceso a especialistas externos a la prisión y a intervenciones quirúrgicas necesarias solo se produce cuando las enfermedades se encuentran en un estado irreversible.”