Testimonio

Perdí a mi madre el 6 de mayo de 2017, el año en que ingresé a Baumettes. No tuve el derecho de asistir a su funeral” Samy, 33 años.
Originario de Nantes, Samy está encarcelado en el centro penitenciario de Marsella, inicialmente por un asunto relacionado con estupefacientes.
Hoy está solo en su celda, una vieja celda de 9m2 dentro del edificio B de Baumettes. Aquellos que le han visto cuentan que “está muy delgado y sufre de un neumotórax”.

A falta de poder escapar de su día a día, Samy ha decidido contárnoslo.

Todas las noches, se escuchan maullidos de gato. No logro dormir, ya no puedo soportarlo más, pero tengo que resignarme

Los pacientes quedan tan apretados como pollos enjaulados.Cuando un recluso está enfermo, ellos dicen que mientras respire no hay urgencia

He perdido 15 kilos durante mi detención

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png