Actualité

España: denuncian el "colapso sanitario" en las cárceles

La atención sanitaria en las cárceles no deja de deteriorarse. En la mayoría de las prisiones de Castilla-La Mancha los servicios médicos no funcionan como centros de salud sino como recursos de urgencia. Además, falta personal sanitario para cubrir bajas o vacaciones, como se ha puesto de manifiesto este verano. Así lo asegura Sindicato Médico (CESM), que pide una respuesta para que los reclusos tengan una asistencia sanitaria en condiciones de igualdad

El sindicato considera que la situación de la sanidad penitencia es grave, de ahí que el vocal de prisiones de CESM, Pedro A. Martínez Sánchez, haya mantenido una reunión con representantes del Gobierno. Y es que, en opinión de Sindicato Médico, la sanidad penitenciaria se debe integrar en la de las comunidades autónomas, en el caso de Castilla-La Mancha, en el Sescam. Después de este encuentro, CESM se ha visto sorprendido “por el gran desconocimiento que el Ministerio de Política Territorial y Función Pública tiene de las condiciones laborales de los sanitarios y de la situación de colapso que presenta la sanidad penitenciaria”.

####Sólo se atienden Urgencias

En opinión de Sindicato Médico, los responsables del Gobierno no eran conscientes de que la mayoría de las prisiones no funcionan como centros de salud sino como centros de atención de urgencias, con las carencias sanitarias que supone descubrir una cardiopatía cuando sufre un infarto o diagnosticar a un diabético cuando sufre la primera hiperglucemia grave, además del enorme sobrecoste que conlleva. “Nos extraña que el Ministerio de Hacienda no vea que es mucho más costoso la atención urgente hospitalaria que la inversión en profesionales sanitarios”, advierte el Dr Pedro A. Martínez Sánchez.

####Diálogo

“Con la intención de evitar el conflicto, al que nos vemos abocados, desde CESM continuaremos manteniendo reuniones con todos los organismos afectados, pues las personas condenadas a cumplir penas de prisión tienen derecho a una asistencia sanitaria en las mismas condiciones que las personas libres”, ha explicado. “La sanidad penitenciaria española, que durante años ha sido un referente mundial, está a punto de colapsar”, denuncia el responsable de CESM-Prisiones Pedro A. Martínez Sánchez, quien aduce dos razones de peso para ello.

####Nadie quiere trabajar en las cárceles

En este contexto, otro de los problemas es que los profesionales no quieren trabajar en las cárceles. Prueba de ello es que para cubrir las 31 plazas ofertadas en la última convocatoria de empleo sólo se han presentado 12 candidatos. El efecto de ese escaso atractivo es que la plantilla de profesionales ha descendido en más de un 40% en los últimos tres años, pasando de los 411 médicos que había entonces a los 212 que hay actualmente en las prisiones españolas. A esta situación, hay que añadir que el 90% de los médicos tiene ya más de 50 años y el 35% está en condiciones de jubilarse.

Leer el artículo original

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png