Análisis

En Bélgica, muchas personas con trastornos mentales que han cometido delitos se encuentran en prisión. Otras, sujetas a medidas de internamiento, ingresan en establecimientos de “defensa social”, en ocasiones, por periodos indeterminados. Diferentes estatus jurídicos, diferentes posibilidades de internamiento, diferentes tipos de atención sanitaria. ¿Qué ocurre con los autores de delitos que sufren de trastornos mentales?

Prison Insider y la Unafam publican un informe sobre la situación en ocho países de Europa. Descubra lo que sucede en Bélgica.

Los hospitales psiquiátricos que reciben a personas reclusas deben considerarse como una “sucursal de la prisión”.

Léxico

CPL (Centros de Psiquiatría Legal): establecimientos reservados para acoger a personas sujetas a una medida de tratamiento obligatorio. El Ministerio de Sanidad está a cargo de la asistencia, mientras que la administración penitenciaria es responsable de la seguridad.

CPS (Cámara de Protección Social): sección del tribunal de la ejecución penal encargada de aplicar la decisión del internamiento de las personas y de fijar las condiciones de la medida.

DGEPI (Dirección General de Establecimientos Penitenciarios): administración penitenciaria.

EDS y SDS (Establecimientos y secciones de protección social): lugares donde se aplican medidas de internamiento bajo la supervisión de la administración penitenciaria.

Unidad “forensik medium risk: unidades especializadas en la acogida de personas reclusas que padezcan trastornos mentales o se encuentren bajo medidas de internamiento.

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png