Noticias

Perú: los derechos humanos en las cárceles

Con el apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja, el Instituto Nacional Penitenciario (Inpe) elaboró un manual orientado a la aplicación de los derechos humanos en lugares como las cárceles. Este esfuerzo demuestra la preocupación del Inpe por hacer de sus 69 establecimientos penitenciarios lugares donde la dignidad humana no se vulnere, sino se afiance y desarrolle en todas las formas posibles.

Pero, ¿cómo iniciar un trabajo tan amplio, como es el asegurar que los derechos humanos se apliquen a la tarea penitenciaria, específicamente en la función de seguridad? Recordemos que la población penal supera los 91,962 internos a escala nacional. Ello implica el control permanente de conductas y su reencauzamiento positivo.

El Estado peruano ha suscrito diversos compromisos a favor de los derechos humanos con el fin de asegurar a la población penal condiciones básicas y favorables que ayuden a la resocialización y reinserción del interno.

El Manual de Derechos Humanos aplicados a la función penitenciaria es una de las respuestas ante estos compromisos asumidos y que la actual gestión viene impulsando con empeño.

Por ello, el Inpe organizó capacitaciones dirigidas a 4,500 trabajadores a escala nacional, entre ellos, agentes penitenciarios, alcaides, jefes y directores de seguridad, con el propósito de que conozcan y apliquen este material.

Y ¿de qué trata este manual? Pues, de realidades penitenciarias poco conocidas por el público en general. Por ejemplo, el uso racional de la fuerza es un tema muy singular. En algunas páginas se desarrollan, de manera concreta, conceptos muy útiles para el personal que día a día debe lidiar con internos, algunos de ellos de difícil readaptación.

Leer el artículo completo

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png