Análisis Tribuna

Cadena perpetua: una reforma urgente

¿Cadena perpetua en lugar de la pena de muerte?

Olivia Rope, directora ejecutiva de Penal Reform International (PRI), aborda el tema de la cadena perpetua, una de las prioridades de PRI.

En el marco del proyecto Comprender y reducir el recurso a la prisión en diez países, ICPR y Prison Insider han propuesto a varios expertos del ámbito carcelario compartir sus puntos de vista. Descubra el de Olivia Rope


Se calcula que, a comienzos de este siglo, unas 261 000 personas cumplían una cadena perpetua “formal” -es decir, pronunciada en términos legales-. Para 2014, esta cifra se elevaba a cerca de medio millón de personas (479 000), lo que representa un aumento de casi un 84 %.

El número de personas que cumplen cadena perpetua “informal” -no pronunciada en términos legales, pero que al final terminan pasando su vida en prisión- aún se desconoce.

Existen grandes diferencias entre los países en cuanto al uso de la cadena perpetua, por ejemplo, la cadena perpetua “formal” está consagrada en la legislación de 183 países y territorios; 65 países aplican la cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional; al menos 64 países prevén disposiciones que permiten el uso de la cadena perpetua “informal” o de facto; y cerca de 50 países -pero muy seguramente otros más- prevén la prisión preventiva, indefinida, para las personas que ya han cumplido su pena.

India, donde más de la mitad de la población carcelaria ha sido condenada a pasar su vida en prisión

Por otra parte, el constante incremento del uso de la cadena perpetua ha provocado el rápido envejecimiento de la población carcelaria, lo que plantea varios problemas a las administraciones penitenciarias en términos de salud y protección

La abolición de la cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional y la restricción del recurso a la cadena perpetua únicamente para los delitos más graves son los principales puntos de partida

olivia_rope_icpr_nb.jpg

Olivia Rope

Penal Reform International (PRI)

En este artículo, Olivia Rope, directora ejecutiva de Penal Reform International (PRI), aborda el tema de la cadena perpetua, una de las prioridades de PRI. Desde hace años, la organización ha puesto de relieve el problemático uso de esta pena, a la que se ha venido recurriendo como alternativa a la pena de muerte. En sus más recientes trabajos, realizados con la Universidad de Nottingham, PRI ha intentado captar la atención de organismos internacionales, como las Naciones Unidas, sobre la necesidad de reformar las penas de cadena perpetua debido a su creciente aplicación. Su informe sobre políticas relativas a la cadena perpetua (policy briefing on life imprisonment) es una de sus principales publicaciones sobre este tema.

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png