Entrevista

“Estamos ante una situación grave”

Con el tiempo, la tortura y los malos tratos se han convertido en algo habitual. ¿Cómo explicar esta preocupante tendencia? El informe de l’ACAT, publicado recientemente, aborda este tema.

A pesar de que varios textos internacionales prohíben el uso de la tortura y los malos tratos, la vulnerabilidad de las personas privadas de libertad las expone a este tipo de abusos. La Acción de Cristianos para la Abolición de la Tortura (ACAT) milita por el respeto de los derechos humanos y, principalmente, por la abolición de la tortura y la pena de muerte en el mundo. En junio de 2021, la ACAT-Francia publicó su sexto informe titulado Un monde tortionnaire, en el que ha puesto de manifiesto la aceptación generalizada de la tortura y ha instado a los Estados a respetar sus compromisos internacionales.

Eric Mirguet, director de la división “Programa y Promoción de la ACAT Francia”, ha arrojado luz sobre la situación de los centros penitenciarios del país. Prison Insider le ha planteado tres preguntas.

Desde hace ya veinte años, la lucha contra el terrorismo parece justificar los abusos más graves.

La ACAT-Francia, por ejemplo, decidió presentar un recurso para hacer avanzar su lucha por la abolición de la tortura.

A menudo se piensa que la tortura afecta principalmente a los prisioneros políticos o a las personas acusadas de actos terroristas, pero este no es el caso.

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png