Entrevista

"Parodias de justicia" en Irak

Procesos expeditivos, sin asistencia jurídica, veredictos basados en confesiones y no en pruebas: la justicia en Irak presenta deficiencias.

Las autoridades iraquíes comunican pocos datos, pero se conocen algunas cifras. Algunos estudios estiman que 20 000 personas están encarceladas por presuntos vínculos con el Estado Islámico (EI). Se cree que 9000 reclusos se encuentran en los corredores de la muerte, condenados o en espera de juicio; y, entre ellos, muchos son extranjeros.

Algunos gobiernos europeos, como el de Francia, han reconocido la competencia de las instituciones iraquíes. De esta manera, exponen a sus ciudadanos a la pena capital, lo que contradice su propia legislación. Desde 2018, el tribunal antiterrorista de Bagdad ha sentenciado a la pena de muerte a aproximadamente 500 extranjeros, situación que denuncian varias organizaciones.

Desde agosto de 2016, Agnès Callamard es la relatora especial de las Naciones Unidas sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias. Como experta independiente, su función es informar a los miembros de la ONU sobre las violaciones directas cometidas por los Estados, además de aquellas relativas a su responsabilidad de protección. Su primera misión oficial tuvo lugar en Irak en 2017. Le hemos hecho tres preguntas.

"El sistema iraquí se basa en las confesiones de la persona incriminada"

"Los Estados europeos no siempre cumplen con sus obligaciones consulares. En teoría, deberían asegurarse del respeto de los derechos fundamentales de sus ciudadanos."

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png