actu_amerique_sud.png

Fuente — El Espectador

Leer la ficha-país
Noticias

Colombia: ¿Qué puede hacer un preso con dinero en La Picota?

Ingresar una botella de whisky al centro penitenciario cuesta entre $450.000 y $550.000. El Espectador conoció un tarifario clandestino que controla un reducido grupo de guardias corruptos. El sindicato más grande del Inpec dice que esa no es una conducta generalizada y advierte que la corrupción se origina en las altas esferas del poder.

En los pasillos de La Picota se comenta que la fuga de los desmovilizados de las Farc, que escaparon del penal la noche del pasado sábado 5 de abril, era algo que se veía venir. Presos de diferentes patios de una de las cárceles más importantes del país, dicen que “es muy normal” que los guardias se sienten a beber trago con los reclusos. “Aquí con plata todo se puede hacer”.

Eso fue justamente lo que pasó ese Sábado Santo hacia las 9:10 de la noche. John Alejandro Gutiérrez Rincón, alias Mayimbú, y Olmedo Vargas Padilla aprovecharon la amistad que habían estrechado con el dragoneante Gilberto Vargas Manrique. Esa rumba, cuentan a El Espectador fuentes que conocen de cerca lo que pasó ese día, empezó hacia las 4 de la tarde. “La bebeta estaba buena y la música en su punto. El trago se acabó muy rápido y los presos pidieron permiso al guardia para ir a la granja, porque allá tenían encaletadas unas botellas de whisky”. Vargas Manrique, quien para esa hora ya estaba entonado, no le vio problema al asunto y los dejó ir. “Igual ya lo había hecho antes”, cuenta uno de los testigos de la parranda.

Leer el articulo completo.

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png