Testimonio

Burundi: "algunos duermen bajo la lluvia"

D. huyó del clima de inseguridad que reinaba en Buyumbura a finales de 2015, pero unos meses más tarde fue detenido en la RDC y acusado de formar parte de los rebeldes burundeses que operaban desde el Congo. Fue condenado a una pena de cinco años, de los que ya ha cumplido cuatro en la prisión de Mpimba, una penitenciaría construida para recluir a 800 personas, pero que hoy alberga 4 400 detenidos.

Aún encarcelado, comparte con Prison Insider sus condiciones de vida en prisión.

Las raciones son claramente insuficientes.

Más de dos tercios de los reclusos están en espera de juicio.

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png