Análisis

Bielorrusia es el único país de Europa en el que se aplica la pena capital. La información relativa a las condenas a muerte y las ejecuciones se mantiene secreta. Las personas se ejecutan rápidamente después de su juicio, a veces en menos de un año. En varias ocasiones, se ha condenado al país por violar el derecho a un juicio justo. Las personas condenadas a muerte permanecen en aislamiento solitario y están sujetas a medidas de seguridad extremas. Algunas organizaciones de la sociedad civil han calificado de humillantes las condiciones de reclusión. El mantenimiento de los vínculos familiares se reduce al estricto mínimo y el secreto que rodea a la pena de muerte genera una fuerte angustia psicológica a los seres queridos.

Prison Insider recabó información sobre las condiciones de reclusión de las personas condenadas a muerte en nueve países. Descubra lo que sucede en Bielorrusia.

— Los datos recogidos para el presente estudio provienen principalmente del informe Death Penalty in Belarus: Murder on (Un)Lawful Grounds (en inglés) realizado por la FIDH y el HRC Viasna en 2016. Las fuentes complementarias se mencionan en cada caso.
Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png