Noticias

Argentina: "inflación" en las cárceles, seis de cada diez presos no tienen condena firme

La cantidad de internos aumentó un 30% en penales federales desde 2015 pero no se abrieron nuevas plazas y “sobran” 1.747 detenidos sobre el cupo general.

Desde diciembre de 2015, mes en que asumió la administración Cambiemos el gobierno del país, la cantidad de presos aumentó sin parar: de 10.274 alojados en cárceles federales que había en el último trimestre de aquel año de inicio de gestión, se pasó a 13.982 registrados en abril de 2019, es decir más del 30% de incremento. Los especialistas lo llaman “inflación penitenciaria” y valió que, después de fuertes críticas de la Justicia, el Gobierno declarara en marzo pasado la emergencia nacional en este tema.

Un nuevo informe confeccionado por la Procuración Penitenciaria Nacional (PPN) y publicado este lunes da cuenta de que el aumento de alojados en prisiones federales no es acompañado ni por políticas para evitar el incremento ni por inversión en infraestructura para sostenerlo. La capacidad operativa se superó en 2016 y nunca más se recuperó el número ideal.

En el primer semestre de 2018 “sobraban” 237 presos sobre una capacidad de 12.235. En diciembre del año pasado ya había 1.123 detenidos por encima de lo permitido y, al 16 de abril último, según datos del Servicio Penitenciario Federal ya son 1.747, es decir, un 14,28% más.

El fenómeno de la sobrepoblación carcelaria en la actualidad ya representa un problema acuciante en varios servicios penitenciarios de Argentina, debido a la articulación de múltiples factores”, advierten desde la PPN.

Existen casos testigo: en Tucumán, por ejemplo, no hay cárceles federales y los nuevos presos terminan detenidos en dependencias de Policía Federal o Gendarmería. Semanas atrás, una familia boliviana fue apresada en la frontera: traían cocaína envuelta en la ropa de sus dos hijitos y fueron descubiertos.

No había lugar para alojar a la madre con los nenes y en una de las sedes de Gendarmería en esa provincia tuvieron que acondicionar una oficina para darles lugar.

En Gendarmería hay celdas para 1 ó 2 personas pero tienen hasta cinco o seis”, explica a Infobae un fiscal federal del norte del país. Desde la Fiscalía de Cámara de Tucumán, de hecho, se presentó un hábeas corpus para lograr el descongestionamiento y brindar mejores condiciones a los presos.

La falta de espacio se traduce también en problemas en las condiciones habitacionales. El mismo fiscal le cuenta a este medio que en las comisarías tucumanas a los presos (incluidos los que tienen imputaciones por delitos federales) apenas les dan como alimento un sandwich por día.

Leer el artículo completo

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png