Análisis Tribunas

África: el problema de la salud más allá de las epidemias

Frédéric Le Marcis es antropólogo y se interesa por las respuestas que aporta el sistema carcelario, de diferentes países africanos, frente a las epidemia.

En el marco del proyecto Comprender y reducir el recurso a la prisión en diez países, ICPR y Prison Insider han propuesto a varios expertos del ámbito carcelario compartir sus puntos de vista. Descubra el de Frédéric Le Marcis


La salud en prisión sigue siendo el pariente pobre del sistema penitenciario. Por falta de un planteamiento sanitario integral, las personas privadas de libertad tienen que depender de sus familiares, ONG y programas internacionales para obtener los tratamientos médicos que necesitan.

Las enfermerías de los centros penitenciarios ─cuando existen─ rara vez se integran en el sistema de salud general; a las administraciones penitenciarias les cuesta cubrir las necesidades vitales de los reclusos; las carencias alimentarias son frecuentes, las enfermedades de la piel recurrentes; y las personas privadas de libertad dependen a menudo de la ayuda financiera de sus familiares y de las ONG para acceder a los tratamientos. Estas dificultades, que ha puesto de manifiesto la pandemia de COVID-19, no son recientes, sino que se suman al problema de la falta de reconocimiento de la población carcelaria como parte de la sociedad y a la reticencia de los Estados para ofrecer a estas personas lo que no ofrecen a la población general.

Este es un resumen de un artículo publicado en Public Health. La versión completa está disponible en francés aquí

Este es un resumen de un artículo publicado en Public Health. La versión completa está disponible en francés aquí.

En el ámbito carcelario, el estatus del personal sanitario refleja la falta de interés de los Estados con respecto a la salud de las personas privadas de libertad.

La confluencia del entorno carcelario con las epidemias (VIH, hepatitis C y tuberculosis) forman una tormenta perfecta

Las características estructurales y geográficas de las prisiones, así como la facultad de actuar que tienen los reclusos, determinan la manera en que las personas, ya sean hombres o mujeres, jóvenes o viejos, ricos o pobres, afrontan su problema de salud.

Si bien la prisión debería servir para restablecer dicho contrato entre los ciudadanos y la sociedad, esta se ha convertido más bien en una forma de negación de los derechos.

prof_frederic_le_marcis_portrait.jpg

Frédéric Le Marcis

Frédéric Le Marcis es antropólogo y se interesa por las respuestas que aporta el sistema carcelario, de diferentes países africanos, frente a las epidemias. Actualmente, vive y trabaja en Guinea, donde dirige un programa de investigación sobre la epidemia del Covid-19.

El proyecto

Comprender y reducir el uso de la prisión en diez países

Este proyecto de estudio comparativo y de orientación política está dirigido por el Institute for Crime & Justice Policy Research (ICPR), con sede en Birkbeck, Universidad de Londres. Con el objetivo de comprender las causas y las consecuencias del recurso excesivo al encarcelamiento, ICPR ha trabajado de la mano con una red de ONG, investigadores académicos y profesionales del ámbito carcelario de diferentes países. En las últimas fases del proyecto, ICPR colaboró con Prison Insider para informar sobre las condiciones de vida de las personas privadas de libertad antes y durante la pandemia de COVID-19. El equipo de trabajo movilizó además a varios expertos para que compartieran sus puntos de vista y facilitaran el debate en torno a los principales resultados de este estudio.
El proyecto aborda cinco temas principales, a los que se puede acceder a partir del menú desplegable.
Toda la información publicada aquí es responsabilidad exclusiva de ICPR.

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png