Noticias

Venezuela: limitaciones de movilidad durante cuarentena radical impiden que familiares lleven alimentos a sus detenidos

Las madres y esposas de la población reclusa en los calabozos policiales de la División Contra Robos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) enfrentan un nuevo reto para poder garantizar el alimento diario a sus familiares.

Debido al repunte en los casos de COVID- 19 que vive el país, el Ejecutivo Nacional decretó 14 días de cuarentena radical, que inició el lunes 22 de marzo. Familiares de detenidos en este centro de detención preventiva del Cicpc contaron a Una Ventana a la Libertad lo complicado que se les hace garantizar la comida a los internos en días de cuarentena radical.

La madre de un hombre que se encuentra detenido en esta división de la policía científica, ubicada en el piso cinco de la sede principal del Cicpc, en la Avenida Urdaneta, expresó que el lunes 22 de marzo, día que inició la cuarentena radical, no pudo llevar alimentos a su hijo por no tener acceso al transporte público, lo cual le preocupa pues su hijo actualmente está quebrantado de salud. Para ella, la solidaridad de otras mujeres que tienen a sus familiares detenidos en esta sede ha sido “la manifestación de Dios”, pues le han dado alimentos a su familiar.

Aunque la mujer se traslada a diario desde Baruta hasta el centro de la ciudad y debe invertir más de dos horas de su tiempo para viajar en transporte público y luego caminar hasta el calabozo policial, no ha tenido opciones para movilizarse durante esta semana, debido a las medidas de cuarentena radical.

La madre del recluso manifestó su preocupación ante la paralización de los tribunales: “Uno como madre está de manos atadas y es desesperante saber que su hijo está allí y los tribunales no hacen nada porque el Presidente habla de todo menos de los privados de libertad”.

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png