– Publicado el 19 junio 2018.

Brasil registra la tercera tasa de población carcelaria más alta del mundo. Renata Tavares da Costa trabaja como defensora pública en Río de Janeiro desde casi diez años. Este es su análisis sobre la situación y las prácticas penitenciarias que, en su opinión, son las causantes de la miseria que se extiende en las prisiones del país.

Se pueden pintar las celdas, poner estanterías para los libros, etc. Pero la experiencia del encarcelamiento es mucho más destructiva que el crimen.