– Publicado el 9 julio 2018.

El Poder Ejecutivo de Uruguay remitió al parlamento el proyecto de ley de organización del sistema penitenciario nacional, que pretende transformar el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), el organismo que rige las cárceles, en un ente descentralizado que dependerá del Ministerio de Educación y Cultura, con el objetivo de poner énfasis en la intervención psico-socio-educativa de las personas privadas de libertad. En caso de aprobarse, esta nueva organización entraría en vigor a partir de febrero de 2021.

Dicho proyecto se concreta ─después de varios años en suspenso─ tras un reciente motín de particular gravedad, ocurrido en la cárcel de Santiago Vásquez (exComcar), comparable al que se produjo en 2002 en el Penal de Libertad. Un evento histórico por su violencia. En esa ocasión, los dos líderes del motín destruyeron las instalaciones y mataron a los prisioneros que se opusieron.

Juan Miguel Petit, consignó que en ese lugar se vive “una situación expresamente condenada en las normas internacionales y equiparada a la tortura