Noticias

Estados Unidos: el confinamiento en solitario prolongado en las cárceles equivale a tortura psicológica

La aplicación excesiva del confinamiento en solitario en los centros correccionales estadounidenses es alarmante, advierte el relator especial de la ONU sobre tortura.

“Durante años, mi relatoría ha expresado preocupación por el uso excesivo en el mundo del confinamiento en solitario, sujeto a una amplia arbitrariedad”, apuntó este viernes el relator especial de las Naciones Unidas sobre tortura, recordando que su antecesor ya había argumentado con evidencias que esas prácticas equivalen a un tormento mental.

Estados Unidos es un país que aplica demasiado esa sanción en sus cárceles y centros correccionales, señaló Nils Melzer en un comunicado en que informó haber recibido recientemente denuncias acerca de las prácticas del Departamento de Correccionales de Connecticut.

“Aparentemente, ese estado recurre rutinariamente a medidas represivas como el aislamiento prolongado o indefinido, el uso excesivo de restricciones en las celdas y los frecuentes cateos a cuerpo desnudo innecesarios e intrusivos”, detalló.

Política estatal

Melzer sostuvo que estos castigos parecen formar parte de una política estatal cuyo objetivo es infligir un sufrimiento agudo físico o mental que puede considerarse tortura.

Agregó que estas condiciones inhumanas de detención se usan rutinariamente en las instalaciones correccionales de Estados Unidos, sobre todo en los casos de reclusos clasificados como de “alto riesgo” debido a su pertenencia previa a pandillas, a comportamientos anormales o a condiciones de salud mental.

El experto indicó que estas penas producen o exacerban el sufrimiento psicológico, sobre todo en los presos con traumas previos, con alteraciones mentales o con discapacidades psicosociales.

“Las consecuencias psicológicas y físicas graves y a menudo irreparables del confinamiento en solitario y la exclusión social han sido bien documentadas y pueden oscilar desde manifestaciones progresivas y severas de ansiedad, estrés y depresión, hasta incapacidad cognitiva y tendencias suicidas”, alertó, e insistió en que ese castigo deliberado de angustia mental puede considerarse tortura psicológica.

Leyes internacionales

Recordó también que las leyes internacionales prohíben el confinamiento en solitario de personas con discapacidades físicas o mentales.

Melzer citó las Reglas de Mandela, que en 2015, definió el confinamiento en solitario como aquel que dura más de 22 horas o un día sin contacto humano.

Además, esa normativa estipula que dicho castigo sólo puede imponerse en circunstancias excepcionales y que extenderlo más de 15 días es tortura.

El experto presenta hoy su informe sobre tortura psicológica al Consejo de Derechos Humanos.

Los relatores especiales sobre el derecho a la salud, Dainius Puras; y sobre los derechos de las personas con discapacidades, Catalaina Devanda; así como el Grupo de Trabajo sobre detenciones arbitrarias, respaldaron el comunicado de Nils Melzer.

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png