Noticias

Ecuador: infraestructura y reformas del periodo correísta agravaron crisis carcelaria

La historia de la crisis carcelaria no inicia en 2013 con las reformas al sistema y la construcción de prisiones; sin embargo, ese año es clave para entender la situación actual.

El régimen de Rafael Correa llegó con un discurso de transformarlo todo. José Serrano al frente del Ministerio de Justicia, en 2010, ya hablaba de una reestructuración que después se recogería en el Modelo de Gestión Penitenciaria. Entonces, empezó a concretarse la creación de los tres centros regionales de Latacunga, Turi y Guayaquil.

En febrero de 2014 se trasladaba a los primeros presos a Latacunga y a finales de ese mismo año, la ministra de Justicia de ese entonces, Lady Zúñiga, lo evaluaba como “el año de la transformación del sistema penitenciario”. A pesar de las versiones oficialistas, desde el inicio se notaron las falencias por la falta de agua potable e, inclusive de un comedor.

La presidenta de Inredh, Mónica Vera, dice que el modelo se enfocó en la infraestructura y no fue integral. Las medidas que supuestamente iban a erradicar el hacinamiento no duraron ni seis años y los problemas los afrontaron tanto hombres como mujeres, menciona la experta. Además, señala que uno de los puntos críticos en las condiciones de vida se desencadenó a partir de la creación de la tienda de prisión, denominada Economato, y su funcionamiento que no ha garantizado la salud. El mes anterior más de 200 presos se intoxicaron por un ceviche de pollo en la cárcel de Ibarra.

Sistema

Con respecto a la violencia no se logró pacificar las prisiones, Vera pone como ejemplos la tortura a la que fueron sometidos los prisioneros en la cárcel de Turi, en 2016, y los constantes enfrentamientos en la Penitenciaría del Litoral.

Solo a cinco años de las reformas (2016), el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CDH) publicó un informe en el que mencionaba que se notaba “un progresivo alejamiento” de los presos “del resto de la sociedad como expresión de la política pública de máxima seguridad en el nuevo régimen penal”.

El documento hace referencia, además del fracaso en mejorar las condiciones de vida, a la inutilidad de los equipos de última tecnología que se implementaron pero no frenaron el tráfico de armas y las extorsiones.

Frente a la gestión de la seguridad, en 2015, Zúñiga inauguró la Escuela de Formación Penitenciaria, en la parroquia Tres Cerritos de El Oro, con la promesa de formar guías especializados. La institución solo funcionó hasta 2017.

Ricardo Camacho, experto en seguridad, critica la estructura que tuvo la escuela en ese tiempo y opina que una institución efectiva debe ser totalmente independiente a la Policía y las FF.AA.

Para él, las reformas de esa época y las actuales no tienen sentido y advierte que los nuevos cambios en la organización del Servicio de Atención Integral a Adultos Privados de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) serán perjudiciales. Entre esas menciona que se está relegando el tratamiento a los menores de edad porque solo hay una subdirección que se encargará de ellos. (PCV)

Redoblan controles en Penitenciaría

El Centro Regional de Privación de Libertad zona 8 tiene un nuevo protocolo para el ingreso de guías penitenciarios y visitantes judiciales. Por ahora, las visitas a los reos están suspendidas hasta después de 15 días. Para el control se ha determinado dos corredores: uno para hombres y otro de mujeres, quienes deberán someterse a una revisión rigurosa, que está cargo de los miembros de las Fuerzas Armadas. “Nosotros hemos pedido un equipo especial para ir monitoreando la parte externa del centro penitenciario a través de drones que nos van a permitir tomar fotos y así estudiar de una mejor manera el terreno y la seguridad externa” explicó Danilo Gachet, jefe de Operaciones del Ejército.

Leer el artículo original

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png