Noticias

Perù : La moda social teje reinserción en las cárceles

Clemente Espinosa fue encarcelado hace tres años en Lurigancho, el penal más poblado de Perú. Desde entonces, una máquina de coser es su mejor aliada para pasar el tiempo y ganar unos soles confeccionando prendas que se venden en Nueva York y Madrid con la etiqueta Pietà, una marca de moda ética que fomenta la reinserción.

El sonido de las máquinas invade el taller del pabellón industrial del centro penitenciario en el que cuatro pasos le bastan a Espinosa para trasladarse desde su humilde celda hasta el espacio enrejado, hacinado de mesas de estampado y costura, en el que realiza tu tarea diaria.

“Mi trabajo consiste en darle el acabado a la prenda, hacer la basta de la manga, la basta del faldón y la recubierta del cuello”, cuenta a Efe el hombre desde su taburete, anclado tras la recubridora que ya conoce como la palma de su mano.

Cuando estaba en libertad, Espinosa se dedicaba a “vender productos de limpieza” y eventualualmente “ayudaba” a su primo, que tenía un taller de costura.

“Tenía noción de lo que se trataba, (pero) ahora he desarrollado más mis habilidades”, relata el reo tras asegurar que, cuando cruzó por primera vez los muros de la cárcel, no dudó ni un segundo en implicarse en la marca Pietà.“

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png