Análisis

El país mantiene una moratoria sobre las ejecuciones. Las cifras relativas a la pena capital son escasas y poco se conoce sobre las condiciones de reclusión de las personas condenadas a muerte. Su régimen de vida es el mismo que el de los demás reclusos, pues la sobrepoblación carcelaria impide la separación. Los condenados a muerte se encuentran en su mayoría recluidos en Bir Moghreïn, una prisión situada en pleno desierto, lejos de sus abogados, de sus familias y de las organizaciones que ofrecen apoyo a las personas privadas de libertad. La atención sanitaria, incluso la más básica, es deficiente.
Las personas condenadas a muerte tienen un acceso limitado a la asistencia letrada. Los pocos abogados que aceptan defenderlas, a menudo, carecen de experiencia y suelen ser objeto de amenazas e intimidaciones. Además, las anomalías en los procesos son habituales durante la fase de instrucción y el juicio.
Estas dificultades afectan sobremanera a las personas extranjeras, que rara vez reciben la asistencia de un intérprete o de sus representantes consulares.

Prison Insider recabó información sobre las condiciones de reclusión de las personas condenadas a muerte en nueve países. Descubra lo que sucede en Mauritania.

— Los datos recogidos para el presente estudio provienen principalmente del informe Mauritanie: le bagne au pays des sables realizado en 2019 por Nordine Drici para la organización Ensemble contre la peine de mort, ECPM (Juntos contra la pena de muerte), junto con AMDH, CSVDH y RAFAH. Las fuentes complementarias se mencionan en cada caso.
Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png