img_20170330_143406_552.jpg

Egipto: un médico, defensor de los derechos de los reclusos, en prisión

EL 14 ENERO DE 2016, Taher Mokhtar, un médico egipcio de 32 años, fue arrestado en su domicilio de El Cairo sin conocer los motivos. Taher, activista de derechos humanos comprometido con la campaña en favor de una mejor atención sanitaria para los reclusos, trabajaba como interno en el centro El-Nadeem, lugar de rehabilitación para las víctimas de tortura, fundado en 1993 y cerrado por el Gobierno el pasado mes de febrero. Tras su arresto, los servicios de seguridad del Estado lo interrogaron durante varias horas y lo pusieron en aislamiento solitario —sin la posibilidad de recurrir a un abogado— antes de llevarlo a prisión preventiva por sus actividades en favor del derecho a la salud de los reclusos.

Taher Mokhtar y el sindicato de médicos egipcios habían venido denunciando la negligencia médica de la que son objeto los reclusos, una infracción al artículo 18 de la Constitución egipcia: la salud es un derecho para todos. Taher Mokhtar , autor de varios informes que denuncian los malos tratos que se infligen a los presos políticos o de derecho común, la falta de asistencia médica para los reclusos enfermos, y las condiciones de reclusión inhumanas e insalubres, permaneció detenido durante siete meses en el centro penitenciario de Tora, en las afueras de El Cairo.

Al ser liberado, en agosto de 2016, regresó al centro El-Nadeem para ejercer como médico titular. Sin embargo, el temor a ser encarcelado de nuevo, lo obligó a huir de su país a principios de 2017. Prison Insider lo ha entrevistado.

"A veces estábamos tan estrechos que para mantenerme de pie tenía que apoyar primero una pierna y luego la otra."

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png