Fecha del informe

Resumen

Tasa de encarcelamiento (por 100 000 habitantes)

47

i
31/12/2014

Número de reclusos

60.486

i
31/12/2014

Número de salidas

-

Duración media de encarcelamiento (en meses)

36

i
2014
/ Center for Prisoners’ Rights y la Federación Japonesa de Colegios de Abogados (JFBA)

Tasa de ocupación

67,1 %

i
2014
/ ICPR

La sobrepoblación se concentra en algunas categorías de establecimientos

en establecimientos para mujeres

Nombre del ministerio responsable de la administración penitenciaria

Ministerio de Justicia

Presupuesto de la administración penitenciaria

231.707.000.000

La administración delega a empresas privadas la gestión, parcial o total, de los establecimientos penitenciarios

Existen cuatro instituciones de Iniciativa Financiera Privada (PFI, por sus siglas en inglés): Mine, Shimane Asahi, Kitsuregawa y Harima. Dichos centros son cogestionados por el Ministerio de Justicia y el sector privado.
El PFI utiliza el capital del sector privado y los conocimientos en construcción, mantenimiento y gestión de las instituciones públicas. Entre las funciones que se le confían al sector privado se encuentran el tratamiento de los internos y la seguridad de la cárcel. Se ha denunciado la elevada tasa de rotación del personal de estas organizaciones y existen rumores sobre la utilización de contratos precarios.

Las cárceles japonesas funcionan con un sistema de castigos y recompensas cuyo objetivo es animar a los reclusos a que se reformen y se rehabiliten.
A estos internos se les asigna un nivel de restricción o rango que va desde el nivel 1 – pocas restricciones y la mayoría de los privilegios – hasta el nivel 4 – la mayoría de las restricciones y pocos privilegios – y las instalaciones y el trato que reciben varían en función del nivel. El buen comportamiento, el rendimiento en el trabajo y la duración del tiempo ya cumplido pueden conducir a un aumento del rango. Los privilegios dependen del rango e incluyen el número de visitas que cada preso puede recibir.

En Japón, el término genérico «instituciones penitenciarias» incluye las cárceles, las prisiones para menores y los centros de detención. Tanto las prisiones para adultos como para menores albergan a reclusos penados y llevan a cabo tratamientos correctivos. Los centros de detención, por su parte, acogen principalmente a los preventivos en espera de juicio.

En abril de 2011, el total de instituciones penitenciarias comprendía:

  • 62 prisiones principales para adultos
  • 8 prisiones secundarias
  • 52 instituciones para menores
  • 8 centros de detención
  • 103 prisiones secundarias para delitos menores o para penas cortas

Número total de establecimientos

188

i
31/12/2014

Capacidad total del sistema penitenciario

90.531

i
31/12/2013
/ ICPR

Número de establecimientos gestionados por empresas privadas

4

i
2015

Número de guardias penitenciarios (ETP)

17.481

i
2011
/ Ministerio de Justicia

En 2011, había cerca de 19 380 personas trabajando para los diferentes servicios del sistema penitenciario japonés.
El personal penitenciario japonés incluye a los funcionarios de prisiones encargados del tratamiento general de los internos, especialistas para las clases reformatorias y educativas, y especialistas en evaluaciones que se preocupan del trabajo de los prisioneros y de las necesidades de orientación y consejo. Además, las cárceles cuentan con médicos, farmacéuticos, enfermeras y personal administrativo en general.
El personal penitenciario se clasifica en siete rangos: superintendentes supervisores, superintendentes, superintendentes adjuntos, capitanes, capitanes asistentes, guardias sénior y guardias “júnior”.
El personal penitenciario se queja de la falta de personal para hacer frente a los nuevos tipos de internos, como por ejemplo los toxicómanos y los mayores; ambos grupos requieren una atención adicional específica.

Ratio guardias/reclusos

1:3,4

Número de trabajadores en el ámbito socioeducativo (ETP)

983

i
2011
/ Ministerio de Justicia

Ratio personal socioeducativo/reclusos

1:66