Fecha del informe

Relaciones con el exterior

Por regla general, las visitas tienen lugar los martes y jueves. Es necesario solicitar una autorización de visita antes de entrar en la prisión. Al presentarse en el establecimiento, el visitante debe mostrar un documento de identificación con foto. Se asigna un número de entrada a cada visitante. Las visitas duran poco tiempo, normalmente algunos minutos, y tienen lugar en un espacio no adaptado, como por ejemplo un corredor ruidoso.

Mantener los lazos familiares es difícil. No se informa sistemáticamente a los familiares sobre la detención de sus allegados y algunos se niegan a visitarlos a causa de un sentimiento de deshonra. La falta de instalaciones adaptadas para recibir visitas disuade a las familias de llevar niños.

Solo los reclusos condenados están autorizados a hacer llamadas (que han de ser locales). Ni los condenados ni los preventivos pueden recibir llamadas.

El personal lee —y puede censurar— las cartas dirigidas a los reclusos antes de distribuirlas.

Los paquetes no deben contener cuchillas, objetos cortantes, ordenadores, tabaco, alcohol, objetos o botellas de metal, revistas pornográficas, teléfonos móviles o tarjetas prepago.

Solo existen dos posibilidades de adaptación de la pena en Senegal: el indulto presidencial y la libertad condicional. Las penas alternativas a la prisión son todavía marginales, incluso para las infracciones sin violencia.

El indulto presidencial es una tradición anual en Senegal. El presidente de la república ha indultado a 7000 reclusos desde su llegada al poder en 2012; el 4 de abril de 2014, concedió el indulto a 481 personas enfermas de varios establecimientos. Las personas en prisión preventiva no son elegibles para el indulto presidencial.

En diciembre de 2013, el Ministerio de Justicia acordó la libertad condicional a 800 reclusos que habían cumplido al menos la mitad de su condena.

Las personas sin recursos financieros pueden utilizar los servicios de un abogado de oficio. Sin embargo, este servicio es muy deficiente, ya que los abogados son lentos y rara vez se comunican con sus clientes. El informe de ACNUDH y AJS afirma que la mitad de las mujeres encuestadas ignoraban el nombre de su abogado de oficio y no estaban informadas de los avances de su caso.

En numerosas ocasiones, la duración de la prisión preventiva sobrepasa la de la pena aplicable. No existe ningún plazo máximo establecido de prisión preventiva para las infracciones de carácter penal. El riesgo de que la duración de la detención preventiva sea más larga que la pena impuesta es más elevado cuando el recluso carece de medios de pagar su defensa.

La duración media de la prisión preventiva es de dos años. La falta de medios financieros y materiales, el deficiente traslado de los reclusos a las audiencias, y la recurrente ausencia de los jueces son las principales causas de esta grave situación. El 17 de septiembre de 2014, la Asamblea Nacional adoptó un proyecto de ley para revisar el Código Penal y el Código de Procedimiento Penal, y transformar los tribunales penales —que se reúnen en sesiones— en salas penales permanentes. El tribunal de apelación de Ziguinchor, que comenzó a operar el 29 de septiembre de 2016, se encargará de las regiones de Ziguichor, Kolda y Sédhiou y servirá para aliviar el tribunal de apelación de Dakar.

El personal penitenciario suele retener las quejas que los reclusos emiten a los jueces. El Comité Senegalés de Derechos Humanos es la institución encargada de procesar las quejas de los internos. Sin embargo, su credibilidad se ha puesto en duda, debido a que carece de financiación, no se reúne con regularidad y su último informe data de 2010.

Senegal firmó el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura (OPCAT) en 2006. En 2009, se creó el Observador Nacional de los Lugares de Privación de Libertad (ONLPL), mecanismo nacional de prevención (MNP). Boubou DiuofTall, primer observador nacional senegalés, fue nominado en 2012 al inicio de las actividades del ONL1.

La independencia del ONLPL se ha puesto en tela de juicio por el hecho de pertenecer al Ministerio de Justicia. La institución tiene dificultades para cumplir su labor, ya que no recibe suficiente financiación del Estado y su personal no es remunerado2.

La ONLPL investigó al menos dos quejas interpuestas por reclusos en 2014 y entregó un informe sobre las condiciones de vida en las prisiones y la duración excesiva de la prisión al Ministerio de Justicia. Como resultado de estas investigaciones, dos guardias fueron enjuiciados por malos tratos.

El MNP senegalés participó en la universidad de verano organizada por la Asociación para la Prevención de la Tortura y el Instituto de Derechos Humanos de Lyon (IDHL) en julio de 2016.


Observateur national des lieux de privation de liberté

54, Avenue Georges Pompidou
Immeuble Yoro LAM - 1er étage
B.P: 36045 DarkarBulding
Tél : (221) 33 823 69 43
Mail : [email protected]

www.onlpl.sn

El Gobierno permite a las organizaciones de derechos humanos, nacionales e internacionales, realizar visitas a las prisiones. Sin embargo, estas visitas, al igual que las del ONLPL, se hacen con previo aviso; las organizaciones deben solicitar, con antelación, una cita a la administración penitenciaria. Algunas partes de la prisión no son accesibles como por ejemplo las celdas, los baños y las celdas de aislamiento. Asimismo, se prohíbe tomar fotos en el interior de los establecimientos.