Fecha del informe
Autor(es)Think Centre / Prison Insider / Traducida por Andrea Romero Lecrivain

Población específica

La población carcelaria era de 12 772 reclusos, a mediados de 2016 (Datos de la Confederación de Administraciones Penitenciarias de Asia y del Pacífico, Asian and Pacific Conference of Correctional Administrators).Las mujeres representaban un 10.5% de la población carcelaria, y los extranjeros un 9.9%.

El complejo penitenciario de Changi, con capacidad para 23 000 presos, concentra la mayor parte de la población reclusa del país.

Se registran cerca de 4000 nuevos reclusos cada mes, asignados al Sector B de la cárcel de Changi.

El 31 de diciembre de 2015, un 10.1% de los reclusos se encontraban a la espera de juicio.

Los presos se clasifican según su grado de riesgo y sus perspectivas de reinserción. Quienes delinquen por primera vez están destinados a una celda de “primer ingreso”. Los presos deben cambiar constantemente de celda.

En septiembre de 2013, con una capacidad oficial de 16 249 plazas, la tasa de ocupación era del 79.2% (últimos datos conocidos)

Singapur posee una de las tasas de criminalidad más bajas del mundo. Según datos de la ONU Singapur ostenta el segundo lugar de los países con las tasas más bajas. Tan solo 15 personas fueron asesinadas en 2013, en un país de 5,1 millones de habitantes. Algunos países con un tamaño similar, como Finlandia o Eslovaquia, registraron 89 y 58 homicidios respectivamente, en el mismo año.

No obstante la tasa de la población reclusa es alarmantemente elevada: 222 presos por cada 100 000 habitantes. Es la séptima más elevada de Asia y la segunda más elevada del Sureste asiático, después de Tailandia.

La duración media de las condenas está muy por encima de la media. Cruzar fuera de los pasos para peatones es sancionable con una pena de cárcel de hasta seis meses, y el vandalismo con una pena de hasta 12 meses y de tres a ocho latigazos.

El más alto nivel de población carcelaria se alcanzó entre los años 2000 y 2004, llegando a 399 presos por cada 100 000 habitantes. Este incremento coincide con una de las peores crisis económicas de la historia reciente del país. En 2015, 25 6000 trabajadores perdieron su empleo en su mayoría en las industrias manufactureras del país.

Preventivos

10,1 %

i
31/12/2015
/ World Prison Brief

Mujeres reclusas

10,5 %

i
01/06/2016
/ World Prison Brief

Según la sección 82 del Código Penal, la responsabilidad penal se contempla a partir de los 7 años de edad. Para que un menor de 7 a 12 años sea declarado responsable penal se debe aportar la prueba de su madurez y de su comprensión de la infracción. El sistema de justicia juvenil es aplicable hasta los 21 años, aunque los menores de 16 a 18 años puedan ser juzgados como si fueran adultos según los delitos cometidos.

El Ministerio para la Organización de la Vida Social, la Juventud y los Deportes (MCYS, Ministry of Community Development, Youth and Sports) es responsable del sistema de justicia juvenil.

302 menores (215 chicos y 87 chicas) fueron internados en 2015 en un Centro Residencial para Jóvenes (Youth Residential Centre).

El encarcelamiento de los jóvenes infractores debe ser utilizado como último recurso. Las sentencias se basa en un sistema de sanciones graduales, entre las cuales figuran:
multas a los padres:

  • trabajo comunitario entre 40 y 240 horas (CSO, Community Service Order);
  • arresto en un centro de detención juvenil los fines de semana hasta 52 semanas (WDO, Weekend Detention Order);
  • periodo probatorio de 6 a 36 meses. Los delincuentes juveniles deben someterse a controles rigurosos y participar en programas de reinserción y terapias familiares. Esta medida se utiliza conjuntamente con alguna de las medidas nombradas anteriormente.

Los delincuentes juveniles que no respeten estos programas de reinserción en medio abierto pueden ser condenados a penas privativas de libertad:

  • asignación a un centro residencial para jóvenes, hasta seis meses;
  • asignación a una escuela autorizada, como "la casa de chicos" o "la casa de chicas", hasta una duración máxima de tres años;
  • los menores de más de 16 años pueden ser condenados a una pena educativa en la cárcel por una duración máxima de 3 años. Los menores de 14 a 16 años considerados como "no aptos" para poder asistir a una escuela autorizada, pueden igualmente ser condenados a una pena educativa en prisión.

Menores bajo custodia del Estado

3,2 %

i
31/12/2015
/ World Prison Brief

1259 extranjeros (un 9.9% de la población carcelaria) están presos en Singapur, según datos de mediados de 2016. La prolongación de la estancia autorizada en el país sin visado ─tres meses─ es sancionable con una pena de cárcel de mínimo tres meses y de una pena obligatoria de al menos tres golpes de bastón (en función de la duración de estancia excedida)

Los infractores son generalmente encarcelados en prisiones de seguridad media o mínima.

Extranjeros reclusos

9,9 %

i
01/06/2016
/ World Prison Brief

El artículo 377a del Código Penal penaliza “todo acto de comportamiento indecoroso con otro hombre”. Los infractores pueden ser sancionados con pena de cárcel de hasta dos años.

Nueve personas fueron encarceladas entre 2007 y 2013 en aplicación del artículo 377a del Código Penal.

En la mayoría de las ocasiones, esta ley solo se aplica como circunstancia agravante para casos de abuso sexual y violación.

La ley sobre seguridad interior (ISA)1 capacita al Gobierno de Singapur para oprimir a los disidentes políticos. Los simpatizantes comunistas fueron el principal blanco durante la segunda mitad del siglo XX, como por ejemplo Chia Thye Poh, encarcelado durante 23 años sin cargos, con la sola acusación de haber participado en actividades procomunistas.

La detención por razones políticas sigue existiendo, aunque es menos frecuente. Hoy en día, la ley ISA se utiliza fundamentalmente contra personas sospechosas de mantener vínculos con el terrorismo islámico. Las investigaciones al respecto suelen carecer de transparencia, y no se respeta el derecho a un juicio público y justo. La Ley sobre Sedición (SeditionAct) penaliza los actos y discursos sediciosos, así como la impresión, publicación, venta, distribución, reproducción e importación de publicaciones sediciosas. El infractor se enfrenta a una multa de hasta 5000 dólares y una pena de cárcel de hasta tres años.

En septiembre de 2015, un bloguero de 17 años Amos Yee fue condenado a seis semanas de cárcel y una multa de 1400 dólares por publicar en las redes sociales unos vídeos que “hieren los sentimientos religiosos”. Juzgado cuando ya era mayor de edad, estuvo encarcelado en el bloque 7 ─con los presos que padecen enfermedades mentales─, donde permanecía 23 horas al día en su celda, con luces encendidas y cámaras de seguridad activadas. En marzo de 2017, el Gobierno de Estados Unidos le concedió asilo político.

Yang Kaiheng y Ai Takagi, fundadores del portal de información en línea The Real Singapore,fueron condenados en marzo de 2016 a una pena de cárcel. Se declararon culpables de sedición por publicar artículos supuestamente “anti extranjeros”. Yang Kaiheng fue condenado a ocho meses de cárcel. AiTakagi, embarazada durante el juicio, fue condenada a diez meses de cárcel y sufrió un aborto espontáneo durante su reclusión.