Fecha del informe
Autor(es)Think Centre / Prison Insider / Traducida por Andrea Romero Lecrivain

Integridad física

La pena de muerte sigue vigente.

Se desconoce el número de presos que esperan su ejecución. Pocos prisioneros esperan durante mucho tiempo en el corredor de la muerte, puesto que su ejecución se lleva a cabo poco después de que desestimen sus recursos.

El corredor de la muerte se encuentra situado en el centro penitenciario de Changi, en el que las condiciones de vida son extremadamente duras: los prisioneros pasan 23 horas al día en su celda, duermen en el suelo y no están autorizados a disponer de una manta.

Las ejecuciones tienen lugar los viernes a las seis de la mañana. El método de ejecución utilizado es el ahorcamiento. Se avisa a los familiares el lunes de la misma semana sin que tengan la posibilidad de abrazar a sus seres queridos antes de la ejecución 1.

Al menos 24 personas fueron condenadas a muerte entre 2010 y 20152.

Cuatro presos fueron ejecutados en 2016, entre ellos tres extranjeros: Chijioke Stephen Obioha (Nigeria), DevendranSupramaniam (Malasia) 3 y KhoJabing (Malasia) 4.

Alrededor de un 70% de las sentencias de muerte son pronunciadas por delitos relacionados con el tráfico de drogas.
Singapur impone la pena capital para determinados delitos como el homicidio doloso, la tenencia de armas de fuego y el tráfico de drogas.

El Misuse of Drugs Act dispone que toda persona arrestada en posesión de más de 500 gramos de cannabis, 30 gramos de cocaína, 15 gramos de heroína o 250 gramos de metanfetaminas sea condenada obligatoriamente a la pena de muerte.

Conviene señalar que el régimen de condena a muerte obligatoria fue enmendado en 2013 por el Parlamento de Singapur. Desde entonces, los jueces están autorizados a pronunciar penas de cadena perpetua, acompañadas de latigazos para ciertos casos:

  • Si el acusado solamente transporta la mercancía y no forma parte de la red de tráfico de droga
  • Si el acusado coopera con las autoridades
  • Si el acusado tiene una discapacidad mental

En caso de homicidio, solo se pronuncia la pena de muerte si se comprueba la intención de matar.


  1. Families of death row inmates need longer notice of execution”, Today, 20 de febrero de 2017.  

  2. La peine de mort dans le monde, “Singapour: Pays qui pratique la peine de mort”.  

  3. Two drug traffickers hanged for their offences”, The Straits Times, 18 de noviembre de 2016.  

  4. Kho Jabing executed at 3.30pm, first execution in Singapore not carried out at dawn of Friday”, The Online Citizen, 20 de mayo 2016. 

Número de condenados a muerte

2

i
31/12/2015
/ peinedemort.org

Número de ejecuciones capitales

4

i
31/12/2016
/ peinedemort.org

El Código Penal de Singapur prevé la cadena perpetua.

Es posible solicitar la libertad condicional al cabo de 20 años pero depende de la decisión del Presidente.

Los menores pueden ser condenados a cadena perpetua a discreción del Presidente.

El tráfico de droga y los delitos perpetrados con armas pueden castigarse con cadena perpetua. Ésta pena es obligatoria para el delito de secuestro con objetivo de exigir un rescate.

Número de muertes

0

Número de muertes atribuidas a un suicidio

0

El azotamiento con una vara es un castigo legal en Singapur, regulado en el Código procesal penal en sus artículos 325 a 332.

1257 personas fueron condenadas a este castigo entre enero y octubre de 2016; 987 de estas condenas ya han sido ejecutadas, de las cuales 373 concernían a ciudadanos extranjeros, entre ellos:

  • Dos alemanes, condenados en marzo de 2015 a nueve meses de prisión y a tres latigazos por vandalismo
  • Un ciudadano camerunés, azotado en abril de 2015 por haber excedido la duración de estancia autorizada
  • Un ciudadano suizo, azotado en junio de 2015 por vandalismo

Una treintena de delitos son castigados con latigazos, en especial, la violación, el robo, el tráfico de drogas, el vandalismo y las violaciones de las leyes de extranjería. Las mujeres, los condenados a muerte, los menores de menos de 16 años y los hombres de más de 50 años o no aptos por razones médicas, no pueden ser sujetos a este castigo.

El azotamiento se hace con una vara gruesa de mimbre. Para los menores de entre 16 y 18 años se usa un bastón más ligero.

El centro penitenciario de Changi es uno de los principales centros de ejecución de este tipo de condena. Los prisioneros que cometen infracciones dentro del establecimiento penitenciario pueden ser condenados a un máximo de 12 golpes, tras la aprobación del director general de Instituciones Penitenciarias y el examen de la Comisión Consultiva Disciplinaria (Institutional Discipline Advisory Committee).

La aplicación del azotamiento tiene lugar dos veces por semana. Se describe este castigo como algo increíblemente doloroso. El condenado queda en estado de shock y con marcas físicas de por vida. Se debe aplicar un antiséptico antes para evitar que se infecten las heridas.

La persona condenada se encadena por los tobillos y las muñecas a un pesado armazón metálico y únicamente su espalda queda al descubierto.

Un preso declara:“Algunos me han dicho que los gritos de la víctima tras cada golpe cortan el apetito; la vara desgarra la piel y la hace sangrar. Durante el castigo, unos médicos están presentes para administrar un tratamiento, si necesario, y evaluar si el individuo puede aguantar los latigazos hasta el final. El máximo legal de golpes está fijado en 24”.

Los encargados de ejecutar esta sentencia reciben una formación específica. Tienen buenas habilidades en artes marciales y están en buena forma física. Utilizan todo el peso de su cuerpo para dar más fuerza a cada golpe y causar el dolor más grande posible. La fuerza del golpe es considerable, ya que la vara puede alcanzar una velocidad de 160 km/h.

La ley autoriza el encarcelamiento sin juicio: Ley de Seguridad Interior (ISA, Internal Security Act) y Ley sobre el Derecho Penal (CLA, Criminal LawAct). Estas leyes están vigentes desde 1963, fecha en la que Singapur aún era miembro de la Federación de Malasia.

La ISA, parte II, capítulo II, otorga un poder discrecional de encarcelamiento sin juicio si el ministro del Interior estima que la persona representa una amenaza para la seguridad nacional. Esta medida puede durar hasta dos años, prorrogables de manera ilimitada por el ministro con la aprobación del presidente. En virtud de esta ley, 58 personas han sido encarceladas desde junio de 2015.

El 6 de octubre de 2016, 17 personas fueron detenidas en aplicación del ISA. Otras 25 personas fueron objeto de una orden restrictiva. Según Human RightsWatchhay poca información pública sobre estos reclusos y los motivos de sus detenciones, pero la familia de Zulfikar Mohamad Shariff, encarcelado en 2016 bajo la ley ISA, ha cuestionado públicamente los motivos invocados para justificar su detención”.