Año
Contribuidor(es)La Liga Camboyana para la Promoción y la Defensa de los Derechos Humanos (LICADHO)

Recomendaciones

  1. Analizar si es o no conveniente que los niños pequeños permanezcan hasta los tres años con sus madres encarceladas.   

  2. Poner fin al cobro de las visitas y de la correspondencia para fomentar el mantenimiento de los vínculos familiares.   

  3. Aplicar penas no privativas de la libertad para reducir los índices de prisión preventiva. Las consecuencias sociales, económicas, física y psicosociales nefastas del encarcelamiento son demasiado graves para los reclusos y sus familiares.   

  4. Financiar un mecanismo de asistencia jurídica independiente y con recursos suficientes para que todas las personas privadas de libertad puedan ser asistidas por un abogado.   

  5. Establecer un Mecanismo Nacional de Prevención verdaderamente autónomo, compuesto por expertos debidamente cualificados.