Noticias

Rusia: denuncian el traslado de Navalny de la cárcel a un paradero desconocido

Decenas de países, entre ellos EE.UU., pidieron al Kremlin que libere al opositor ruso, al afirmar que su encarcelamiento es ilegal.

El líder opositor ruso Alexei Navalny fue trasladado desde una cárcel en la región rusa de Vladimir y se encuentra en un paradero desconocido en la actualidad, según una publicación efectuada hoy en la cuenta del político opositor en Twitter que citó a sus abogados.

“Los abogados de Alexei han estado en el centro de detención preventiva 3 en Kolchugino desde el comienzo de la jornada laboral. Bajo varios pretextos, no se les permitió visitar a Alexei. Solo a las 14 se les informó que Alexei se había ido. Cuando preguntaron a dónde, se negaron a responder”, señala el tuit.

Navalny, que ha desafiado al presidente Vladimir Putin, estaba en camino hacia una colonia penal para cumplir su sentencia de cárcel, dijo una comisión pública el 28 de febrero, semanas después de regresar a Rusia desde Alemania tras haber sido envenenado.

Además, decenas de países, entre ellos Estados Unidos, pidieron el viernes a Rusia que libere a Navalny, al afirmar que su encarcelamiento es ilegal y exigir una investigación sobre su envenenamiento el año pasado. En una declaración leída por los representantes Polonia ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, afirmaron que las acciones de las autoridades rusas contra el líder de la oposición eran “inaceptables y con una motivación política”. Los 45 países eran principalmente europeos, pero entre ellos también se encontraban Australia, Canadá y Japón.

Navalny fue encarcelado durante dos años y medio el mes pasado por supuestas violaciones de la libertad condicional relacionadas con un caso de malversación de fondos que, según él, fue inventado por motivos políticos, algo que las autoridades niegan. “Pedimos a la Federación Rusa la liberación inmediata e incondicional del Sr. Navalny y de todas las personas detenidas ilegal o arbitrariamente, entre otras cosas por ejercer sus derechos a la libertad de reunión y asociación pacíficas, a la libertad de opinión y de expresión, y a la libertad de religión o de creencias”, dice la declaración conjunta.

“También nos preocupa el gran número de detenciones arbitrarias de manifestantes que expresaban su apoyo al señor Navalny en muchas ciudades rusas”, añade la declaración. Rusia ha calificado anteriormente estas críticas de injerencia en sus asuntos internos.

Expertos en derechos humanos de la ONU afirmaron el 1 de marzo que Rusia era la culpable del intento de asesinato de Navalny, y pidieron una investigación internacional sobre su envenenamiento. Moscú niega haber envenenado a Navalny y dice que no ha visto ninguna prueba.Estados Unidos y la Unión Europea han impuesto sanciones a personas y entidades rusas por el caso Navalny. El Kremlin calificó las medidas de absurdas, injustificadas y sin ningún impacto real.

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png