– Publicado el 24 de septiembre de 2019.

Dentro de la Unidad 6 de Punta de Rieles, una de las cárceles de Montevideo, un grupo de reclusos decidió reunirse para crear una cooperativa encargada de paliar las dificultades de acceso a la vivienda y al trabajo de los antiguos presos. Estas cooperativas son uno de los medios a disposición de los habitantes con bajos ingresos para acceder a una vivienda con el apoyo financiero del Estado.

Autogestión, solidaridad y democracia participativa son los valores centrales de este modelo que se apoya en la participación de los socios durante la etapa de construcción de las viviendas y en la propriedad colectiva del suelo.

Los socios de esta cooperativa se dividen en dos grupos, los que siguen cumpliendo una pena de prisión y los que ya son libres. Nos reunimos con uno de los socios fundadores, que está todavía en la cárcel, y le planteamos tres preguntas.

Por primera vez comenzamos a construir un pensamiento colectivo.