— Publicado el 20 de agosto de 2019.

Según estimaciones recogidas en la página web Death Penalty Worldwide 1, en Pakistán hay unas 5000 personas condenadas a muerte, una de las cifras más elevadas del planeta, que representa aproximadamente un cuarto de todos los condenados a muerte a nivel mundial. Los defensores de los derechos humanos manifiestan a menudo su preocupación por el mal funcionamiento del sistema judicial, por el elevado número de infracciones que conllevan pena de muerte (33), así como por las poblaciones a las que afecta este tipo de sentencia: individuos económicamente vulnerables, personas que sufren enfermedades mentales y menores. A día de hoy, no se ha estimado el número actual de menores condenados a muerte.

Sarmad Ali, abogado especializado en la defensa de personas vulnerables y de menores susceptibles de ser condenados a muerte o a cadena perpetua, trabaja en la región del Punyab donde se han pronunciado el 89 % de las sentencias de muerte desde que se levantó la moratoria en 2014. Prison Insider le plantea tres preguntas.


  1. Death Penalty Worldwide página web 

Recientemente se ha enviado a menores a la horca a pesar de que eran niños cuando presuntamente cometieron los delitos por los que fueron condenados

El porcentaje de suicidios ha aumentado en las prisiones pakistaníes, especialmente entre los reclusos condenados a muerte.