— Publicado el 28 augusto 2019.

Kosovo es un país pequeño de aproximadamente 11 000 km2, que cuenta con 12 prisiones y 1648 reclusos, según las últimas cifras conocidas. El Centro kosovar de rehabilitación para las víctimas de tortura (KRCT) visita estos lugares de privación de libertad con el fin de defender y promover los derechos humanos. Alban Muriqi es abogado de formación y jefe de proyecto en KRTC. Prison Insider le planteó tres preguntas.

"Las condiciones de vida en las cárceles son menos adecuadas."

"Cabía esperar que la reinserción fuera la prioridad fundamental del sistema penitenciario. Sin embargo, ese no fue el caso."

"Supervisamos las audiencias y comunicamos con las autoridades en calidad de terceros"