Descripción de las diferentes esferas de acción y actividades militantes de la asociación.

Publicado el 23 febrero 2018.

Seguimiento de las cárceles, estudios sobre la discriminación contra los extranjeros, propuestas sobre la justicia para los candidatos legislativos, reforma del código penitenciario e informe sobre los centros de detención de menores en Italia. Resumen de las diferentes esferas de acción y actividades militantes de la asociación italiana, Antigone.

Antigone es una ONG cultural y política que nació a fines de los años ochenta, lleva a cabo muchos estudios e investigaciones sobre asuntos penales y penitenciarios, y coopera en la redacción de proyectos de ley.

En 1998, Antigone recibió del Ministerio de Justicia una autorización especial para visitar las cárceles con el mismo poder que la ley otorga a los parlamentarios y estableció un Observatorio de prisiones italianas que involucraba a unas 50 personas. Desde entonces, cada año se publica un informe sobre el sistema penitenciario italiano. Además, abogados y médicos operan en algunas cárceles italianas dando sugerencias y monitoreando las condiciones de vida.

[...] los estándares básicos son umbrales más altos que pretenden mejorar progresivamente las condiciones de reclusión.

¿Cómo mejorar las prisiones italianas?

No hablemos de estándares “mínimos” sino de estándares “básicos”: este es el contenido de “Normas y Normalidad” (Norms and Normality), un nuevo folleto que contiene una serie de normas relativas al encarcelamiento de las personas adultas en Italia, y que se presentó el pasado 29 de enero durante una conferencia de prensa realizada por Mauro Palma, el defensor italiano de los derechos de las personas privadas de libertad.

Como lo señaló Palma, “Normas y Normalidad” es un trabajo en curso que reúne en un folleto todas las recomendaciones que figuran en los informes redactados tras dos años de visitas a 59 establecimientos penitenciarios para adultos en Italia. A medida que Palma realice más visitas, añadirá más recomendaciones al documento. Durante sus visitas a los establecimientos penitenciarios, Palma utiliza una lista que incluye los aspectos que debe controlar para identificar las deficiencias.

“Normas y Normalidad” contiene los mismos aspectos que figuran en su lista, es decir: las condiciones materiales y sanitarias de las instalaciones penitenciarias; el material y uso de las zonas comunes; los módulos y las salas especiales; los módulos destinados a los reclusos del régimen 41 bis; la calidad de vida en reclusión; la gestión de las situaciones graves; la prevención y gestión de la radicalización; el régimen penitenciario; la protección de los derechos humanos; el derecho a la salud; los registros; y el personal.

Un aspecto importante que se puso de manifiesto durante la conferencia de prensa es que las recomendaciones no son vinculantes para las administraciones a las que están dirigidas. A pesar de ello, estas representan una buena herramienta para mejorar las condiciones de reclusión —por esta razón, en el folleto se habla de estándares “básicos” y no "mínimos"—.

Mientras los estándares mínimos son umbrales bajo los que los derechos de los reclusos corren el riesgo de ser vulnerados, los estándares básicos son umbrales más altos que pretenden mejorar progresivamente las condiciones de reclusión.

Leer el informe Monitoring prisons to raise standards

El sistema penal discrimina a los extranjeros

Nuestra última investigación, que se centró en las primeras etapas del proceso penal — desde el momento del arresto hasta varios días después de la audiencia de validación—, reveló que pese a la existencia de un marco normativo, el sistema penal italiano sigue discriminando a los extranjeros, sobre todo, a los que no hablan italiano.

La investigación puso de manifiesto otros problemas como la mala organización de los servicios de traducción, el corto tiempo que se otorga a los detenidos para hablar con su abogado, y el recurso limitado a las medidas alternativas a la privación de libertad.

Las principales observaciones de la investigación.

Antígone presentó un documento con cinco propuestas para que los candidatos y las partes firmen y aprueben.

Elecciones italianas y propuestas de Antigone sobre justicia

Por casi treinta años, Antigone ha venido proponiendo una reevaluación del derecho penal, basada en el paradigma de su “minimización”, en otras palabras, el recurso al derecho penal debería limitarse al mínimo. La lista de delitos debería revisarse en función de su real perjuicio; el recurso a las medidas no privativas de libertad debería reforzarse, y la reclusión debería reducirse con el fin de prevenir y castigar los comportamientos que vulneran verdaderamente los derechos fundamentales de una persona y socavan la coexistencia social.

Para las próximas elecciones, que tendrán lugar el 4 de mayo de 2018, Antigone ha preparado un documento con cinco propuestas y lo ha presentado a los candidatos y a los partidos para que lo firmen y apoyen su contenido. Antigone estima que los temas en los que debería concentrarse la próxima legislación, en materia de justicia, son, entre otros:

  1. la legalización del cannabis y la despenalización de su consumo;
  2. la derogación del delito de inmigración irregular;
  3. la creación de números de identificación para los agentes del orden (policías y guardias de prisiones);
  4. la reforma del régimen de aislamiento en el sistema penitenciario; y
  5. la reforma de las penas accesorias y el reconocimiento del derecho de voto a los reclusos.

Otro de los temas que no se pueden pasar por alto es la reforma del sistema penitenciario. La tan esperada reforma, que supuestamente mejorará las condiciones de vida en prisión, se ha casi completado. Sin embargo, se olvidaron algunos aspectos importantes como las medidas de seguridad en la prisión, el derecho de los reclusos a la vida conyugal, y el establecimiento de un sistema penitenciario específico para las instituciones de menores. Puesto que tales reformas son cruciales para hacer avanzar la legislación en materia de justicia, es necesario que estos aspectos se aborden en la próxima asamblea legislativa para completar el trabajo del parlamento anterior.

Ver el documento con cinco propuestas para candidatos y partidos.

El lado negativo de esta reforma es que, bajo la excusa de la "simplificación", algunas garantías se han visto afectadas.

La actual reforma del Código penitenciario italiano

A pesar de los tiempos difíciles que atraviesa Italia, la decisión del parlamento italiano de reformar el código penitenciario es una buena noticia. Esta es la última etapa de un camino de reformas que se iniciaron después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenara al Estado italiano por sobrepoblación carcelaria, en el caso Torreggiano, en 2013.

El pasado julio de 2017, cuando el parlamento italiano comenzó a formular la ley de delegación para reformar el sistema penitenciario, Antigone presentó veinte propuestas para actualizar el Código Penal.

Estas incluyen la introducción de límites más estrictos para el régimen de aislamiento, la creación de un código de conducta para los oficiales de policía y los guardias de prisiones, la mejora y el uso de medidas disciplinarias alternativas, el aumento de las oportunidades de empleo y estudio, y la redacción de un código penitenciario especial para los menores.

Si bien aún no se ha tomado una decisión final en cuanto al proyecto de reforma, recientemente se publicó su contenido, y por los temas que se abordan, se puede considerar que hay un progreso frente a la legislación actual. La dignidad de la persona y sus derechos se han convertido en una prioridad, se hace referencia a las normas penitenciarias europeas —con el fin de incorporarlas en la legislación italiana—, se habla de mejorar el acceso a las medidas alternativas, se ha formalizado, reconocido y regulado la vigilancia dinámica, que se había usado de manera informal en las prisiones italianas, y se está considerando adquirir nuevas tecnologías de comunicación para los reclusos.

El lado negativo de esta reforma es que, bajo la excusa de la "simplificación", algunas garantías se han visto afectadas. Además, en ciertas ocasiones resurge el eco de la vieja idea de institución "correccional". Pese a los aportes positivos, algunas áreas de derecho penal no se han tenido en cuenta.

No existe ninguna iniciativa con respecto a la libertad de culto y al derecho de los reclusos a mantener una vida sexual y afectiva, y tampoco se ha prestado una atención particular a la situación de los extranjeros y las mujeres.

Por estas razones, Antigone ha publicado un documento (ver el enlace más abajo) con sus observaciones relativas al decreto, y lo ha enviado a la comisión de la cámara de diputados, que había revisado el trabajo del Gobierno. Los comentarios de Antigone conciernen las partes de la ley de delegación que no se han considerado, las reformas que se han realizado pero que habrían podido llevarse más lejos, y las modificaciones negativas del código penitenciario.

En la primera mitad del mes de febrero, las comisiones parlamentarias publicaron sus observaciones con respecto la trabajo del Gobierno. Infortunadamente, hicieron observaciones negativas sobre algunos de los cambios presentados en el decreto e impusieron varias restricciones en ciertos aspectos importantes (como el acceso a las medidas alternativas a la privación de libertad). Ahora se está agotando el tiempo, y Antigone espera que el Gobierno no modifique el decreto y no acepte las restricciones de las comisiones, ya que estas socavarían el sentido de la reforma.

Leer comentarios de Antigone en el proyecto de reforma.

El sistema penal juvenil debe tratar de vencer la idea de que la prisión es una solución aceptable para los menores.

El nuevo informe de Antigone sobre las instituciones penitenciarias para menores

Guardiamo Oltre es el cuarto informe de Antigone sobre las instituciones penitenciarias para menores (IPM). El anterior informe se publicó en 2015. Guardiamo Oltre se basa en las conclusiones de las visitas de Antigone a las instituciones y contiene análisis de datos, cifras y una evaluación exhaustiva de ciertos temas específicos.

Guardiamos Oltre aparece en un nuevo sitio internet, Ragazzi Dentro, completamente dedicado a la justicia de menores, que incluye los últimos informes con hojas informativas sobre cada IPM, análisis de temas específicos, galerías de fotos, gráficos y videos (realizados por los observadores de Antigone), así como los anteriores informes de Antigone relativos a la justicia de menores. Ragazzi Dentro fue concebido para ser una fuente de información sobre la justicia de menores para estudiantes, investigadores y empleados de prisión.

Desde mediados de los años 80, el número de menores y adultos jóvenes (personas entre los 18 y los 25 años que cometieron un delito siendo menores) en las instituciones penitenciarias para menores (IPM) ha permanecido alrededor de 500, lo que representa un 3% del número presentado ante las autoridades judiciales. Por lo tanto, es posible afirmar que en el caso de los menores, la prisión constituye el "extrema ratio", o la solución de último recurso del sistema, lo que favorece otras medidas como la libertad condicional y las alternativas al encarcelamiento.

"Guardiamo Oltre" se refiere a la idea de que es necesario mirar más allá de los logros que ha alcanzado el sistema penal juvenil y tratar de vencer la idea de que la prisión es una solución aceptable para los menores. Las IPM deberían funcionar menos como prisiones y más como una "comunità", hogares de acogida en los que se ofrecen otras alternativas a la privación de libertad.

Los delitos contra la propiedad son los más comunes entre los menores que ingresaron a las IPM durante el año. Los menores que terminaron en prisión, son, en su mayoría, extranjeros (provenientes sobre todo del norte del país) y menores marginalizados del sur de Italia.

Existen algunas diferencias entre los menores extranjeros y los italianos. Por ejemplo, el porcentaje de extranjeros menores que están sujetos a la detención preventiva es mucho más elevado que el de los menores italianos.


Leer el perfil de país de Italia en inglés aquí

antigone_it.jpg

Antigone

Organización no gubernamental

Antigone es corresponsal de Prison Insider desde noviembre del 2015. Esta asociación lucha por la protección de los derechos humanos dentro del sistema penal y penitenciario de Italia. Su actividad se centra sobre todo en proyectos culturales, en realizar trabajos de investigación exhaustivos, en cooperar con las autoridades durante el proceso de redacción de textos normativos y en visitar prisiones.

• Visitar el portal web

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png