¿Quiénes somos?

La iniciativa de crear Prison Insider es de Bernard Bolze, fundador del Observatorio Internacional de Prisiones (OIP) en 1990.

Nuestra historia

La iniciativa de crear Prison Insider es de Bernard Bolze, fundador del Observatorio Internacional de Prisiones (OIP) en 1990.

El OIP publicó, entre 1993 y 1998, seis reportes anuales que describían las condiciones de reclusión en numerosos países del mundo. Prison Insider nace tras constatar que, quince años después de la desaparición de la secretaría internacional del OIP, este trabajo sigue siendo necesario.

El proyecto se desarrolla a partir del encuentro de personas provenientes de diferentes horizontes: económicos, culturales, asociativos, institucionales, universitarios, etc. Todos ellos aprueban esta iniciativa, reconocen su interés y están dispuestos a participar. Prison Insider existe gracias a un número considerable de personas que nos apoyan voluntariamente con sus convicciones y sus competencias. Los primeros trabajos que contribuyen a la creación de Prison Insider se inician en el verano del 2014. Estos agrupan inicialmente a militantes asociativos y a especialistas de la web.

Prison Insider es una asociación de derecho francés, fundada por veinte personas con múltiples competencias: Jurídicas, sociológicas, lingüísticas, informáticas, gráficas, administrativas, financieras e iconográficas. Antiguos detenidos aportan también su colaboración a este proyecto.

Los cofundadores: Florence Alligier, Julie André, Romain Balcerak, Alexandre Belkowski, Bernard Bolze, Aurélie Chastel, Alexandre Delavay, Emilie Deudon, Nathalie Fudge, Marc Giouse, Clara Grisot, Elsa Hajman, Marie Hanotte, Eric Jayat, Judith Le Mauff, Milena Le Saux-Mattes, Sylvain Lhuissier, Robert Ohayon, Temur Sharopov, Julien Villalard.

2016_06.24_pi_equipe_1.jpg

Contra la violencia de la desigualdad, la injusticia y la venganza, promovamos los derechos y la dignidad de las personas.

Nuestros objetivos

El objetivo de Prison Insider no es solo dar a conocer las condiciones de reclusión y promover los derechos y la dignidad de las personas privadas de libertad, sino también fomentar las buenas prácticas penitenciarias, favorecer el intercambio de información e impulsar las acciones solidarias.

Nuestro proyecto nace tras constatar que :

  • Aunque haya datos disponibles a propósito de las prisiones en el mundo, estos se encuentran diseminados y son poco accesibles. La información se presenta en forma de notas fragmentadas y resumidas, de artículos de prensa que relatan incidentes o, de informes excesivamente voluminosos, reservados a los especialistas.

INFORMAR

Las condiciones de las personas detenidas varían considerablemente de un país a otro. El número de detenidos por 100 000 habitantes, el número de suicidios, los tratos inhumanos o degradantes, la organización o degradación de los establecimientos, el mantenimiento de los vínculos familiares, la posibilidad de ejercer un trabajo, el acceso a la atención médica, a la justicia y a la formación, son elementos que influyen de manera decisiva en la vida cotidiana dentro de la prisión. Los ciudadanos, abogados, periodistas, funcionarios, empleados, agricultores, profesores, juristas, investigadores, sindicalistas y allegados deben conocer cómo las autoridades ejecutan las sentencias que pronuncian en nombre de la colectividad. Luchar contra la violencia que a veces generan estas penas, exige conocer con exactitud el estado de las prisiones de un país.

   

COMPARAR

Las condiciones de las personas detenidas varían considerablemente de un lugar a otro. El pasar del tiempo se vive pues, de manera diferente, en función de la cárcel en la que se encuentre un recluso. Mientras que el encierro brutal destruye, otros procesos reparan. Mientras que algunas de estas prácticas perjudican, otras favorecen el abandono de la delincuencia. Necesitamos conocer la manera en que cada Estado trata a sus infractores para poder fomentar mejores prácticas penitenciarias, por ejemplo, unas que eviten la reincidencia

   

INTERCAMBIAR

Prison Insider utiliza los aportes de la tecnología actual para poner a disposición del público una importante base de datos sobre el universo carcelario. Esta información se presenta en forma de fotografías, audios, relatos, foros de discusión, entre otros. Es necesario intercambiar, dialogar, esclarecer la oscuridad de los muros y del sufrimiento que estos encierran. En una gran economía de medios, Prison Insider requiere un gran esfuerzo colectivo. Juntos podremos cambiar la visión que tienen nuestras sociedades de la prisión. Contra la violencia de la desigualdad, la injusticia y la venganza, promovamos los derechos y la dignidad de las personas.

Los derechos humanos no se dividen ni se negocian

Nuestra filosofía

10 350 000 personas están presas alrededor del mundo hoy por hoy. Prison Insider aspira a un mundo con menos cárceles y con más penas no privativas de libertad, que rehabiliten al individuo. Pretendemos denunciar las prácticas crueles, inhumanas y degradantes. Los derechos humanos no se dividen ni se negocian. No se puede vivir dignamente cuando otros viven en la más completa indignidad.

El arma que utilizamos es pacífica. Se llama información. La toma de decisiones debe tener siempre como fundamento la información.

La perspectiva actual de estas acciones conlleva la segmentación de los públicos, y en ocasiones, su oposición. Creemos que es necesario encontrar un vocabulario común, hablar un mismo lenguaje.

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png