actu_amerique_sud.png

Colombia: proteger, no asesinar

Fuente – Equipo Jurídico Pueblos

El día 27 de marzo, en horas de la tarde, la guardia del Complejo Carcelario y Penitenciario Metropolitano de Bogotá, (COMEB) Estructura 3, en un procedimiento brutal e ilegal, arremetió contra el interno Deivis Eduardo Ruiz Torres, identificado TD. 87090 y recluido en el patio 14. El interno caminaba por el pasillo de la cárcel al momento de los hechos, dado que había recibido un permiso para desplazarse al área de sanidad. Durante el trayecto fue interceptado y recibió múltiples golpes: garrotes, puños patadas, etc.

Por la dignidad, ni un muerto más.

Después de la salvaje golpiza, fue trasladado a un cubículo situado entre el pabellón 14 y 10, tirándolo allí como si fuera un animal. Los guardias decidieron, ante las múltiples quejas del interno producto del dolor causado por la golpiza, llevarlo al área de sanidad para que fuese examinado por personal de salud competente. Los médicos ordenaron un traslado de urgencia hacia el hospital más cercano.

Después de pasar cierto tiempo sin atención médica estando ya estando en el hospital, el interno desafortunadamente falleció.

Hoy pretenden legalizar los hechos afirmando que fue una muerte por coma inducido, en respuesta a una crisis de diabetes, enfermedad que nunca había padecido. Las autoridades no han aportado mayores detalles.
Ante lo anterior, hacemos un llamado a los organismos de control del Estado, ONG’s defensoras de los Derechos Humanos, Medicina Legal y demás organismos para que se investigue, esclarezca y se judicialice a los Guardianes directamente implicados en este alevoso crimen de Estado. Si no se sienta un precedente para respeto a la vida, a la dignidad y a la integridad física y psíquica, mañana puede ser cualquiera de nosotros.

Reconocemos, como presos políticos, nuestra consternación y frustración ante la muerte del interno Deivis Eduardo Ruiz, y sobre todo frente la injusticia imperante en todos los rincones de las cárceles y penitenciarías del país. Con casos como este se puede visibilizar centenares que cada día engrosan el número de muertos, producto de la desidia y salvajes tratos que recibimos como el pan diario en estos lugares olvidados.

Recordamos que somos SERES HUMANOS que merecemos, por parte del INPEC, un trato resocializador durante este lapso, en nuestra condición de privados de la libertad, y que nuestros derechos constitucionales siguen vigentes, por ello no hay razón que justifique tan salvaje muerte.

Por último exigimos mayor seguridad a nuestra integridad física y moral como presos políticos porque con estos actos inhumanos creemos que la inseguridad está latente en la misma Guardia penitenciaria, que nos debería proteger, no asesinar.

Atentamente,

MOVIMIENTO NACIONAL CARCELARIO. Complejo Carcelario y Penitenciario Metropolitano de Bogotá (COMEB)

Movimiento nacional carcelario

ejp.jpg

Equipo Jurídico Pueblos

ONG colombiana

Derechos de los Pueblos es un canal de comunicación con las comunidades, la academia, las personas progresistas y en general todos aquellos que conforman lo que grandes doctrinantes denominan el partido de la humanidad, en donde se quiere divulgar un nuevo enfoque del Derecho donde lo que prime sean los derechos de los pueblos a su autodeterminación; donde se busque una verdadera concreción de la Justicia social, la soberanía y la dignidad en las existencias de nuestros pueblos y nuestras gentes.

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png