Noticias

Ecuador: mejorar la alimentación en las cárceles sigue siendo un pendiente

Después de dos meses de Estado de Excepción, en los que no se ha podido frenar la violencia en las cárceles, la preocupación se ha vuelto una constante para quienes tienen a un familiar en la prisión. Estas últimas semanas, un grupo de mujeres contó su testimonio y lo que ha visto durante las visitas a la Penitenciaría del Litoral.

Sus versiones han sido recogidas por el Comité Permanente de la Defensa de los Derechos Humanos (CDH), en Guayaquil. En los videos, publicados en redes sociales, una madre cuenta que su hijo con tuberculosis no ha sido atendido correctamente y que hay falencias en la alimentación, la salubridad y otros factores.

“No quiero que me lo entreguen en una caja”

dice otra de las familiares, quien también cuenta que su hijo ha adelgazado drásticamente y que, ahora, necesita ayuda para sentarse, porque la tuberculosis lo mantiene débil.

Pese a que las miradas se han enfocado más en las cárceles desde mayo, que se declaró la emergencia institucional en el Servicio de Atención Integral de Adultos Privados de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI), situaciones como el mal manejo de la alimentación ya se habían reportado antes. En el informe de la visita de mayo de 2018, del Mecanismo de prevención de la Tortura de la Defensoría del Pueblo, a la cárcel regional de Latacunga, se reportaba que los presos estaban insatisfechos con el servicio en cantidad y calidad. Decían que la comida les generaba problemas digestivos.

Además, se evidenciaba que no existía vajilla unificada, que garantice la provisión homogénea de raciones y que la repartición se realizaba “con la mano cubierta con guante de plástico”.

(…)

Leer el artículo completo

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png