Noticias

El Salvador: "son criminales y no están con este gobierno"

El director de prisiones niega negociaciones de Bukele con las pandillas

Ese día, el diario digital El Faro publicó un explosivo reportaje en el que Luna era señalado como uno de los representantes del gobierno en supuestas negociaciones mantenidas con líderes de pandillas en las cárceles desde hace más de un año.

Según un gran número de documentos oficiales publicados por El Faro, el objetivo de las reuniones fue pactar con las maras la drástica reducción actual de homicidios y su apoyo en las próximas elecciones a cambio de otorgarles beneficios en las prisiones y otras promesas. El reportaje dio lugar incluso a que la Fiscalía General de El Salvador iniciara una investigación y allanara oficinas de centros penales y cárceles para ser registradas y requisar documentación.

Sin embargo, entrevistado por el corresponsal en Centroamérica de BBC News, Will Grant, Luna calificó de “totalmente falso” el contenido del reportaje y negó de manera tajante que existieran los citados encuentros con líderes de pandillas.

“Desmiento totalmente ese tipo de reuniones. No he participado y no participaré”, aseguró, por lo que dijo estar “sumamente tranquilo” y convencido de que la Fiscalía no encontrará ninguna actuación irregular por su parte.

En cambio, El Faro mantiene la veracidad de su publicación e incluso, de manera voluntaria, puso sus documentos a disposición de la Fiscalía este miércoles para contribuir a la investigación. “El Faro sostiene y sostendrá que (lo publicado) son copias de los documentos originales que dan cuenta de la negociación entre la MS-13 (Mara Salvatrucha) y el gobierno. Son legítimos y obtenidos a través de fuentes que no nos dejan ninguna duda sobre su autenticidad”, le dijo a BBC Mundo Carlos Martínez, uno de los autores del artículo.

Dichos documentos, según el medio salvadoreño, son copias de cientos de reportes del sistema penitenciario e informes de inteligencia sobre diversas reuniones mantenidas en cárceles entre funcionarios como Luna y líderes pandilleros desde que Nayib Bukele llegó a la presidencia en junio de 2019. En ellos se deja registro de los supuestos pactos alcanzados, que van desde pequeños beneficios para las maras -como permitir la venta de pizza o pupusas en las cárceles- hasta dar marcha atrás a la polémica medida instaurada en abril de juntar en las mismas celdas a miembros de pandillas rivales.

A cambio, la MS-13 se comprometería a “apoyar” al gobierno en las elecciones legislativas de 2021 para renovar el Congreso -donde el partido de Bukele, Nuevas Ideas, no tiene actualmente representación- y a cerrar “las válvulas” de asesinatos.

Hasta ahora, Bukele ha atribuido a su política de seguridad y “mano dura” la drástica reducción de homicidios en el país.

Según datos oficiales citados por El Faro, fueron 519 los asesinatos registrados entre enero y mayo de este año frente a los 1.345 del mismo período de 2019, justo antes de que asumiera el nuevo gobierno.

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png