Análisis Informe

Desnutrición y tuberculosis en las cárceles venezolanas

El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) publicó su informe anual 2017, en el que pone en evidencia el colapso del sistema penitenciario.

Hacinamiento, falta de alimentos, presencia de armas y drogas, tuberculosis: el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) publicó su informe anual 2017,en el que pone en evidencia el colapso del sistema penitenciario en todo el país.

El sistema penitenciario venezolano está confrontado a innumerables problemas: el retardo procesal, el hacinamiento, el deterioro de las edificaciones, la ausencia de la clasificación de reclusos, así como de los servicios más básicos e indispensables. También se ve gangrenado por la presencia de armas y de drogas, que contribuyen a los alarmantes números de hechos violentos que se registran cada año. Ante esta situación, el OVP no duda en señalar como principal responsable al Estado venezolano, afirmando que no toma medidas apropiadas para solucionar los problemas.

Humberto Prado, director del OVP, ve con preocupación la actual situación: “El funcionamiento de las cárceles se ve severamente afectado por una serie de problemas estructurales. La ministra de Servicios Penitenciarios prefiere ignorar nuestras recomendaciones”.

Esta situación resulta particularmente preocupante en ciertos establecimientos, como por ejemplo, el Centro de Detención Preventiva de Lara, donde han fallecido cinco reclusos, en lo que va de 2018, a causa de tuberculosis o desnutrición. El mismo informe observa que los internos enfermos permanecen en las mismas áreas que el resto reclusos, lo que contribuye a la propagación de epidemias. La ausencia de atención médica oportuna permite que el estado de salud de los reclusos contagiados se degrade rápidamente.

— Violencia

Durante el año 2017, se reportaron 120 personas heridas y 143 muertes, de las cuales 28 por desnutrición o tuberculosis.

La violencia carcelaria es una constante dentro de las prisiones venezolanas. El OVP señala en su informe que, con relación al año 2015, se observa un alarmante incremento: un 300 % para el número de personas heridas y un 31 % para el de personas fallecidas.

Para el director de el OVP, “la violencia dentro de las cárceles es consecuencia directa de la impunidad imperante en estos recintos, pues este tipo de hechos son pocas veces investigados y casi nunca enjuiciados.


Para saber más

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png