actu_amerique_nord.png

Fuente — NY Times & El Debate

Leer la ficha-país
Noticias

Estados Unidos : madres en prisión

El ala de las mujeres en la cárcel rezuma tristeza. Las presas, todas vestidas de uniforme naranja idéntico, tienen dolores por el síndrome de abstinencia de drogas, se miran unas a otras con recelo y pasan sus días desprovistas de libertad, dignidad, privacidad y, lo más doloroso, de sus hijos.

“Ella está decepcionada de mí”, afirma Janay Manning, de 29 años de edad, esposada a una pared para la entrevista, refiriéndose a su hija mayor, de trece años de edad. Y cuando empieza a llorar hacemos una pausa en la entrevista. De todos los diversos errores de política que he visto en mi vida, quizá el más catastrófico sea la encarcelación masiva. Esta tiene consecuencias devastadoras para las familias y le cuesta unos 600 dólares anuales al hogar estadounidense promedio.

Estados Unidos recientemente ha entrado en razón y ha empezado a bajarle al número de prisioneros varones. Pero no ha dejado de aumentar el número de mujeres tras las rejas. Dos terceras partes de las mujeres en cárceles estatales están ahí por delitos no violentos. Ahora hay ocho veces más mujeres encarceladas que en 1980 y solo Tailandia parece meter a las mujeres en prisión a mayor ritmo.

La situación, además, bien podría empeorar con el gobierno de Trump. En efecto, el candidato del presidente electo al puesto de procurador general, Jeff Sessions, ha defendido la encarcelación masiva.

La capital mundial de la encarcelación femenina parece estar en Oklahoma, que pone en prisión a 142 de cada 100,000 mujeres, unas diez veces más que en los estados más bajos en esa clasificación, como Rhode Island y Massachusetts. Yo no diría que la encarcelación masiva de mujeres es peor que la de hombres; de hecho, las dos son contraproducentes. Pero la encarcelación de mujeres tiene un efecto secundario desgarrador pues las mujeres, en una proporción desmedida, son las que se encargan de cuidar de los hijos. Y 60 por ciento de las mujeres presas en cárceles estatales tienen hijos menores de 18 años.

Leer el articulo.

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png