Entrevista

Líbano: Las personas LGBTIQ olvidadas en prisión

Las personas LGBTIQ privadas de libertad en el Líbano deben hacer frente a la discriminación, la violencia y la falta de protección.

El Código Penal libanés prohíbe las relaciones sexuales “antinaturales”, por lo que pertenecer abiertamente a la comunidad LGBTIQ se considera como un delito sancionable con una pena de prisión. Una vez privadas de libertad, las personas LGBTIQ están expuestas a todo tipo de violencia física, sexual y psicológica, por parte de las autoridades y de los demás reclusos, debido a su orientación sexual o su identidad de género. Para algunos actores de la sociedad civil, la situación de estas personas es alarmante.

Bertho Makso es cofundador y director de ProudLebanon, una ONG que trabaja por la protección de las personas marginalizadas e interviene en los centros penitenciarios del país. Prison Insider le ha planteado tres preguntas.

Cuando las personas de la comunidad LGBTIQ son arrestadas, suelen ser sujetas a humillaciones e insultos.

Ofrecemos nuestros servicios a todos aquellos que los necesitan

La discriminación y la violencia contra las personas de esta comunidad son producto de una ley discriminatoria, de una sociedad patriarcal y de la desinformación

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png