Entrevista

¿La prisión fomenta la emancipación de las mujeres?

¿Las penas de prisión favorecen la lucha contra la violencia hacia las mujeres?

Cada año, 213 000 mujeres son objeto de violencia física o sexual por parte de sus compañeros o excompañeros sentimentales. En 2019, ciento cuarenta y seis mujeres fueron asesinadas1 en Francia. ¿La lucha contra la violencia hacia las mujeres debe ir, forzosamente, acompañada de un endurecimiento de las sanciones penales? Gwenola Ricordeau, investigadora francesa radicada en Estados Unidos y actualmente profesora adjunta de justicia penal en la Universidad Estatal de California, Chico, defiende otro punto de vista. Sus primeros estudios se centraron principalmente en los allegados de las personas privadas de libertad, el género y la sexualidad en prisión.

Feminista y activista por la abolición del sistema penal, Gwenola Ricordeau es autora de Pour elles toutes. Femmes contre la prison  (Lux,2019). Prison Insider le ha planteado tres preguntas.


  1. “En 2019, el número de feminicidios aumentó en un 21 %”, Le Monde, 18 de agosto de 2020, consultado el 26 de octubre 2020

¿Cómo la existencia del sistema de justicia penal afecta a las mujeres? Y ¿Qué pueden esperar de él?

Podemos reprochar al “feminismo carcelario” el hecho de ser un feminismo que se basa en la criminalización de los hombres para favorecer la causa de las mujeres.

A diferencia del “feminismo carcelario” existe un “feminismo abolicionista” que preconiza la abolición del sistema de justicia penal

Pour elles toutes (Para todas ellas)

Mujeres frente a la prisión

Ellas solo representan el 2 % de la población carcelaria y, sin embargo, están por todas partes; frente a las puertas, en las salas de visita, en las aceras, del otro lado de las cartas y los envíos de dinero. Gwenola Ricordeau afirma escucharlas a todas, comprenderlas a todas y amarlas a todas.

También están en las comisarías, aquellas que presentan denuncias. ¿Qué pueden esperar de la prisión todas estas mujeres? Para nadie es un secreto que la prisión destruye, pero, ¿también puede reparar? La respuesta de la autora es no. Ella no quiere la prisión para nadie y nos explica sus reflexiones. La línea es delgada, el viaje es enriquecedor. Nos cruzaremos con los abolicionistas Willem de Haan y Thomas Mathiesen, la cuáquera Ruth Morris. Más adelante, la relación que establecen Michelle Alexander y Angela Davis entre la prisión contemporánea y la lógica de la esclavitud. Luego, las que luchan por promover otros enfoques (justicia restaurativa, círculos de cuidado). Y tantas otras que están trazando un nuevo camino. Las que están fuera y que “a menudo cargan más de la mitad del cielo”, todas las que, con su presencia, resisten a los inhóspitos muros de la prisión que más aíslan y repelen… excepto a ellas.

CG.


Pour elles toutes, femmes contre la prison, Lux, 2019, 240 pp.

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png