Testimonio

Japón: "un destino de encierro y soledad"

— Publicado el 7 noviembre de 2019.

// Serie de testimonios para el 17º Día Mundial contra la Pena de Muerte (1)

El 10 de octubre de 2019, la Coalición Mundial contra la Pena de Muerte y organizaciones abolicionistas de todo el mundo celebraron el 17º Día Mundial contra la Pena de Muerte. Con ocasión del 30 aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño, este año está dedicado a los niños cuyos padres han sido condenados a muerte o ejecutados. Es bien conocido que el trauma psicológico y emocional que experimenta un niño cuando un padre es sentenciado a muerte o ejecutado tiene un impacto a largo plazo que suele ser devastador.
Esta serie de testimonios ofrece un espacio para que las personas que tuvieron que pasar su infancia a la sombra de la muerte puedan expresar con sus propias palabras lo que representa para ellas esta sentencia.

De las 118 personas que se encuentran actualmente en el corredor de la muerte en Japón, se sabe que solo dos tienen hijos. Masumi Hayashi tiene tres hijas y un hijo. Este último tenía 10 años en el momento de su arresto y 15 cuando se dictó la sentencia inicial de muerte, ahora tiene 31 años. Este es su testimonio, recogido por el Centro de Información de Inocencia y Pena de Muerte de Japón.

Es posible que languidezca en el corredor de la muerte y fallezca de vejez.

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png