Noticias

Colombia : cárceles, la solución inútil

Los expertos insisten en que la “cultura del encarcelamiento” vigente en Colombia y en buena parte de América Latina no sirve. En un congreso celebrado en Cali se apuesta por la justicia restitutiva, las penas alternas y la resocialización… ¿es posible?

Las políticas de mano dura no han servido en ninguna parte”. Héctor Sánchez Ureña, experto costarricense en ejecución de pena del sistema penitenciario, fue muy contundente durante el Congreso Internacional sobre Sistemas Penitenciarios y Carcelarios celebrado en Cali a principios de agosto. “Lo único que consigue la ‘mano dura’ es aumentar la población penal, multiplicar los delitos, deteriorar a las personas, destruirlas… y no logra eliminar el crecimiento de la delincuencia”. Sánchez Ureña advierte que la criminalidad es un “fenómeno complejo” que no se puede abordar sólo desde lo penal. Colombia es un ejemplo de ello.

El asesor penitenciario de la Procuraduría general de la Nación, Juan Guillermo Sepúlveda, advierte que una de las asignaturas del postconflicto es pensar en una justicia diferente que pase página a la actual, “que perpetúa el 99% de impunidad”. Y, algo más… porque a finales de julio de 2017 el sistema carcelario del país estaba a estallar con un 48,2% de hacinamiento y unas condiciones que, en muchos casos, son violatorias de los derechos humanos fundamentales. Donde, en teoría, hay plazas para 78.782 personas privadas de libertad se amontonan 116.773. De estos, el 32% (37.442 personas) están a la espera de juicio y, de ellos, 4.521 llevan más de tres años en ese limbo y 12.003 aguardan entre rejas y hacinados entre 11 y 35 meses.

Leer el articulo.

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png