Fotografías

Como prueba de su compromiso, estos fotógrafos nos permiten exponer sus portafolios. Acceda a la información a través de la imagen y comparta con ellos su singular visión del encarcelamiento.

Bienvenido a LTP

Galería
i
Leyendas
El director de Profilactorio de Tratamiento Laboral (PTL) nº1, para adictos al alcohol, muestra la lista de los reclusos en su habitación. Prefería que su rostro no se mostrara. Los PTL son parte del sistema penal y Bielorrusia es uno de los pocos países en el mundo que todavía practica el castigo de la encarcelación obligatoria para las personas dependientes al alcohol o las drogas. Existen ocho PTL en Bielorrusia, cada uno con 1600 internos. Un LTP está reservado a mujeres, los demás son exclusivamente masculinos. El principal tratamiento que se ofrece es el trabajo y el té de manzanilla. — © Irina Popova
i
Leyendas
© Irina Popova
i
Leyendas
El primer Tratamiento Profiláctico laboral apareció en la URSS en 1967, en lo que ahora es Kazajistán. Un recluso durante su tratamiento obligatorio de cocinar alimentos para el ganado.
i
Leyendas
© Irina Popova
i
Leyendas
Ciudadanos son enviados al así llamado “TPL” bajo la orden de los Tribunales Regionales por un periodo de seis meses a dos años. La decisión es final, sin derecho a apelación. Los activistas de Derechos Humanos en la Unión Soviética llamaron el TPL parte del sistema Soviético de “psicoterapia punitiva”. Una fila para obtener pan durante el almuerzo. El consumo de comida es estrictamente regulado por persona. — © Irina Popova
i
Leyendas
© Irina Popova
i
Leyendas
En Bielorrusia hay ocho TPLs funcionando, cada uno alojando alrededor de 1,600 personas, con sólo uno de ellos especialmente para mujeres. El tratamiento principal es el trabajo manual – y té de manzanilla. Cartas de identidad para cada recluso son guardadas en cajas especiales. Estas contienen toda la información esencial: tiempo cumplido, trabajo prescrito y dónde van los reclusos para las horas obligatorias de trabajo. — © Irina Popova
i
Leyendas
© Irina Popova
i
Leyendas
La zona residencial está constituida de un dormitorio con camas, una sala de trabajo educativo, un vestuario, una lavandería, unidad medical, una casa club y una peluquería. La puerta de la celda de aislamiento (un lugar para el castigo severo). — © Irina Popova
i
Leyendas
Un extraño hibrido de rehabilitación y prisión, el Tratamiento Profiláctico Laboral para Adictos al Alcohol y las Drogas es un programa de la Era Soviética aún utilizado como parte del Sistema penal del país. Hombres y mujeres con problemas de abuso de sustancias pueden ser encarcelados aquí por largos periodos de tiempo a pesar de no haber cometido ningún crimen. Aquí, los reclusos son fotografiados durante sus sesiones obligatorias de trabajo removiendo el alambre de cobre de su plástico protector. — © Irina Popova
i
Leyendas
Después del colapso de la URSS, el sistema TPL fue abolido en la mayoría de las antiguas Repúblicas Soviéticas. En 1993, Boris Yeltsin eliminó todos los Centros de Tratamiento Laboral en Rusia. Para los reclusos, la vida en el TPL está rodeada de letreros, instrucciones, regulaciones y reglas. Un hombre lava sus manos antes de cenar, bajo el letrero ‘Ahorra agua, cierra el grifo’. — © Irina Popova
i
Leyendas
Eduard Goroschenya (apodado ‘Bedya’) lee un viejo recorte de periódico, su única fuente de información sobre el mundo exterior. Se dice que Goroschenya es un antiguo jefe de mafia local en Bobruisk y ahora está cumpliendo su sexto periodo de dos años en el TPL. Cada vez ha regresado en cuestión de días. — © Irina Popova
i
Leyendas
Hombres toman sopa en la cafetería durante la pausa para almorzar. El consumo de calorías de cada detenido es altamente regulado y todo consumo es verificado. — © Irina Popova
i
Leyendas
© Irina Popova
i
Leyendas
© Irina Popova
i
Leyendas
Actualmente, los TPLs permanecen en operación únicamente en Bielorrusia, Turkmenistán y la República Moldava Pridnestroviana. Un hombre toma un descanso del trabajo manual. — © Irina Popova
i
Leyendas
Un hombre se para frente a una pared esperando que sus horas de trabajo obligatorio pasen. Los mensajes en la pared detallan los tiempos exactos de las pausas permitidas junto con una advertencia señalada: ‘Prohibido sentarse sobre la madera’. — © Irina Popova
i
Leyendas
Hombres durante su ‘tratamiento’ laboral obligatorio – lavando las paredes del edificio de la fábrica. La mayoría de los hombres recluidos hacen trabajo no calificado sin posibilidad de estudiar o mejorar sus habilidades. — © Irina Popova
i
Leyendas
© Irina Popova
Encontrar en
119

El tratamiento consiste en trabajo obligatorio, una dieta estricta y, a veces, una poción de hierbas

En Bielorrusia, los Profilactorios de Tratamiento Laboral (PTL) son los únicos restos del sistema de "Medicina Punitiva" de la Unión Soviética. En lengua rusa se llama LTP - su abreviatura para su nombre largo y sin sentido.

Los adictos al alcohol son enviados a estos lugares por la fuerza durante dos años como regla. Es suficiente que la familia o los vecinos presenten tres quejas para ser enviado allí. El tratamiento consiste en trabajo obligatorio, una dieta estricta y, a veces, una poción de hierbas. El dinero ganado por los trabajadores es otorgado al gobierno para sustentar el sistema y a veces para pagar los alimentos – además de un pago obligatorio para las familias y los niños abandonados.

El primer PTL surgió en la Unión Soviética en 1961. En Rusia, todas estas instituciones fueron clausuradas durante la Perestroika, en los noventa. Bielorrusia es uno de los pocos países que sigue implementando este sistema. No podría decir si este sistema es justo o no.

Tampoco me puedo pronunciar sobre su eficiencia (Pero el médico principal me dijo que sólo el 5% de los pacientes dejaban de beber luego de haber pasado por un PTL).

No puedo decir nada respecto a los Derechos Humanos (pero el Ministerio del Interior dice que los derechos de las personas que les rodean son más importantes que los derechos de los alcohólicos). Sólo quiero plantear todas estas preguntas, contando una historia sobre un extraño lugar donde tantos hombres extraños están recluidos durante mucho tiempo, con una extraña razón de cerrarlos del resto de la sociedad.

Por lo general, mi instalación se compone de varias imágenes, montadas en cajas de vino y escondidas detrás de una red de metal, que simbolizan el consumo de vino en general y el encarcelamiento severo que le sigue, entorno artificial, jaula.

irinapopova_by_pnauta_fullsize.jpg

Irina Popova

Fotógrafa

Nacida en 1986 en Tver, Rusia, Irina Popova es una fotógrafa documentalista, escritora y editora.
Graduada de la Escuela de Periodismo de la Universidad Estatal de Tver, Popova estudió fotografía en FotoDepartament, San Petersburgo, en 2007. Entre 2008 y 2010, estudió fotografía documental y medios mixtos en la Escuela de Fotografía y Multimedia Rodchenko de Moscú.
Popova trabajó como escritora y fotógrafa para la revista Ogoniok, en Moscú, entre 2008 y 2009. En 2010, se trasladó a los Países Bajos, y fue artista en residencia en la Rijksakademie van Beeldende Kunsten, Amsterdam de 2011 a 2012. En 2013, Popova co-fundó el colectivo Dostoevsky Photography Society. Entre el 2013 y 2014, organizó una exposición FFABRU / Fotógrafos extranjeros sobre Rusia, como parte del Open Border Festival, en Amsterdam. Posteriormente, la exposición recorrió diez ciudades rusas.

Irina Popova ha participado en numerosas exposiciones y festivales de fotografía en Rusia, Ucrania, Holanda, Francia, Italia, España, Birmania y Lisboa, incluyendo la Bienal Photoquai, en París y los festivales internacionales Noorderlicht y Breda Foto en los Países Bajos. Su trabajo ha sido publicado por Lenta.ru; Afisha Mir; Reportero ruso Ogoniok; The Guardian; Geo Internacional; el New York Times; Gup Magazine; Y Lens Culture. El trabajo de Popova está incluido en las colecciones del Museo Estatal Ruso; el Museo del Quai Branly en París y la Rijksakademie Amsterdam.

En 2014, Popova publicó los libros de fotos “Otra Familia” y “Si Tienes un Secreto”. Ha recibido numerosos premios y nominaciones, entre ellos el Delphic Games of Russia (2006, 2007, 2008); Fotógrafos jóvenes de Rusia (2008 y 2010); Mejor fotógrafo de Rusia (2009); una mención honorífica de UNICEF (2009); el Premio del Fondo de Desarrollo del Fotoperiodismo, Rusia (2009); una nominación para el Marie Claire Photo Award (2012), el Pride Photo Award (Amsterdam, 2013), el Photobook Dummy Award (Kassel, 2015)? Gomma Grant (2016). Fue publicado en la revista Le Photo, The Guardian, Sunday Times, la revista GUP, GEO International, FOAM. Ha participado en exhibiciones en la Biennale Fotoquai (París, Francia, 2012), P /// AKT Gallery (Amsterdam, 2013), el Museo de la Ermita (Amsterdam, Países Bajos, 2014), la Galería Pickpocket (Lisboa, Portugal, 2014), la Fiesta de la Foto Social (Perugia, Italia, 2014), la FotoArt Festival (Bielsko-Biala, Polonia, 2015), el Fotofest (Houston, EE.UU., 2015), la Feria de Fotos de UNSEEN (Amsterdam, 2015), la Casa de Fotografía de Metenkov (Ekaterimburgo, Rusia, 2016) y el Festival de Fotos de Riga (Letonia, 2017). Actualmente reside entre Amsterdam y San Petersburgo.

Visite su sitio web aquí. El libro Welcome to LTP se puede pedir aquí.

Apóyenos

Donación mensual

Actuar
Difundir
Desarrollar
Contribuir
mockups_devices_es.png